¿QUÉ ES EL SINTROM?

Si te lo acaban de recetar y quieres saber qué es el Sintrom debes saber que es un medicamento prescrito a gran cantidad de pacientes siendo un medicamento de manejo muy complejo y con un estrecho margen terapéutico.

¿QUÉ ES EL SINTROM Y PARA QUÉ SIRVE?

Es un anticoagulante que se emplea para prevenir la aparición de trombos en la sangre y su actividad se monitoriza mediante una sencilla prueba llamada INR. A partir de ahora, la pareja compuesta por INR y Sintrom se te hará muy familiar.

Es muy importante advertir al paciente de la necesidad de cumplir con las dosis indicadas por el médico y seguir el tratamiento prescrito para que el tratamiento sea efectivo y así evitar complicaciones.

Tanto en la consulta médica como en la farmacia debes comentar que estás en tratamiento con un anticoagulante oral ya que estos medicamentos son susceptibles de interaccionar con multitud de medicamentos y alimentos pudiéndose perder el control de la coagulación con la aparición de trombos o hemorragias.

Los fármacos anticoagulantes, como el acenocumarol que contiene el Sintrom, como norma general deberán tomarse en una única toma diaria siempre a la misma hora cada día y alejados al máximo de las comidas.

Se recomienda administrar estos fármacos entre las 5 y las 7 de la tarde para facilitar las modificaciones de dosis en los controles del INR que suelen ocurrir a primera hora de la mañana.

Si el paciente olvida una dosis debe tomarla en el mismo día aunque sea a otra hora distinta a la habitual, pero nunca duplicar la dosis del día siguiente.

Es necesario advertir al paciente que debe comunicar cualquier incidencia al profesional sanitario responsable de su seguimiento.

En el momento de la dispensación es muy importante eliminar el riesgo potencial de confusión entre las presentaciones de estos medicamentos.

Es preciso comprobar bien la dosis presentación en el caso del acenocumarol que encontramos en el Sintrom para evitar posibles confusiones entre las presentaciones de 1 y 4 mg asegurándonos de que han comprendido que cuando su médico les habla de cuartos y medios se refiere a fracciones o trozos de la misma presentación.

que es el sintrom

INTERACCIONES DEL SINTROM

Muchas personas saben qué es el Sintrom pero desconocen sus interacciones. Las interacciones del Sintrom se deben tener muy en cuenta ya que se trata de un fármaco antitrombótico antagonista de la vitamina K, cuya principal complicación es la aparición de hemorragias.

Por su estrecho margen terapéutico, su dosificación es compleja ya que es necesario un seguimiento estricto.

Además, las personas en tratamiento con acenocumarol (Sintrom) suelen estar polimedicadas, por lo tanto, es importante conocer algunas de sus interacciones más significativas.

ALIMENTOS PROHIBIDOS CON SINTROM

Quizás no sea totalmente acertado hablar de alimentos prohibidos y Sintrom pero sí debemos tener precaución con ciertos alimentos ya que cambios significativos en la presencia de vitamina K en el organismo interaccionan con el acenocumarol presente en el Sintrom.

Por tanto, es necesario controlar las variaciones significativas en la ingesta de alimentos ricos en vitamina K ya que disminuyen el efecto del acenocumarol y pueden aumentar el riesgo de trombos.

MEDICAMENTOS CONTRAINDICADOS CON SINTROM

También debemos tener precaución con medicamentos que, directa o indirectamente, afectan a estos niveles de vitamina K.

Este es el caso de los antibióticos que al disminuir la flora intestinal reducen el aporte de vitamina K pudiendo aumentar el riesgo de hemorragia, como es el caso de las penicilinas como la amoxicilina o de las tetraciclinas como la doxiciclina.

Los antibióticos que parecen presentar menos interacción con el Sintrom son las fluoroquinolonas como el ciprofloxacino o el levofloxacino.

Los antiagregantes plaquetarios también interaccionan con el Sintrom ya que tienen un mecanismo de acción similar, incrementando el riesgo de hemorragias.

Por tanto, fármacos como el ácido acetilsalicílico, el clopidogrel o el cilostazol, las heparinas o los nuevos anticoagulantes orales como el dabigatrán, el apixabán o el rivaroxabán están contraindicados con el acenocumarol.

Los antiinflamatorios no esteroideos o AINEs como el ibuprofeno, al poder presentar cierto efecto antiagregante plaquetario y un efecto lesivo sobre la mucosa gástrica que puede reducir la absorción de vitamina K, también pueden interaccionar con el acenocumarol, aumentando el riesgo de hemorragias.

Por último, debemos mencionar, debido a su estrecho margen terapéutico, que el acenocumarol interacciona con gran cantidad de medicamentos que intervienen en su ruta metabólica.

Los medicamentos que activan su ruta metabólica disminuyen la concentración de acenocumarol y, por lo tanto, reducen su efecto aumentando el riesgo de aparición de trombos.

Algunos de estos medicamentos son la carbamazepina, la fenitoína o la rifampicina, teniendo el mismo efecto el alcohol. Ya sabes… Sintrom y cerveza no casan.

Los medicamentos que inhiben su ruta metabólica tienen el efecto contrario, aumentando el riesgo de sufrir hemorragias.

Algunos ejemplos son la amiodarona, la fluoxetina o el tamoxifeno.

Una mención especial se merecen las estatinas que se encuentran dentro del grupo de medicamentos que inhiben su ruta metabólica y que al ser muy utilizadas, ya sea al comienzo o al final del tratamiento, incluso, al cambiar de estatina, será necesario controlar los niveles de INR.

Algunas estatinas como la atorvastatina o la pravastatina parecen no interaccionar con el acenocumarol o hacerlo en menor medida.

También se ha de tener precaución con el uso de productos de fitoterapia ya que no son productos inocuos y sus interacciones, a priori, son difíciles de prever.

Por ejemplo, la manzanilla o la salvia tienen efecto antiagregante plaquetario, el hipérico activa su ruta metabólica y la equinácea tiene un efecto inhibidor de su ruta metabólica.

Finalmente, recordar que la evidencia científica disponible sugiere que no se debe tomar zumo de pomelo si seguimos un tratamiento con medicamentos de estrecho margen terapéutico, como es el caso del acenocumarol.

En cualquier caso, aunque te hayamos contando qué es el Sintrom y sus interacciones, es importante que consultes con tu médico todos los aspectos referentes a tu medicación y cambios significativos en tu alimentación.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Compártelo con tus amigos!!