¿IBUPROFENO O PARACETAMOL PARA DOLOR DE CABEZA?

Tarde o temprano te va a doler la cabeza, de hecho, una de cada cinco personas en el mundo sufren dolor de cabeza de vez en cuando, y te preguntarás si debes tomar ibuprofeno o paracetamol para dolor de cabeza.

Hablamos de cefalea tensional, que es ese dolor de cabeza que aparece sobre todo cuando llevamos un mal día y estamos cansados y estresados.

Hay que diferenciar la cefalea tensional de la migraña ya que el dolor migrañoso es un poco distinto. En la migraña, normalmente, el dolor empieza doliendo en uno de los dos lados de la cabeza y es pulsátil, es decir, duele con el pulso.

La cefalea tensional suele desaparecer en unas cuantas horas pero cuando aparece es muy molesta.

Por eso, muchas personas tienen dudas sobre qué tomar cuando tienen dolor de cabeza, ibuprofeno o paracetamol.

¿NO SÉ SI TOMAR IBUPROFENO O PARACETAMOL PARA DOLOR DE CABEZA?

Tanto el ibuprofeno como el paracetamol son buenas opciones para eliminar el dolor de cabeza. Normalmente, se recomienda priorizar el paracetamol y si no conseguimos mejorar lo suficiente se podría pasar a tomar ibuprofeno.

De todas formas, cada fármaco tiene sus pros y su contras que tendrían que evaluarse en cada caso particular.

IBUPROFENO PARA DOLOR DE CABEZA

El ibuprofeno es un fármaco que pertenece al grupo de los llamados antiinflamatorios no esteroideos o AINE.

Los AINE en general y el ibuprofeno en particular presentan tres efectos fundamentales: en primer lugar, un efecto analgésico, es decir, reduce el dolor; en segundo lugar, una actividad antiinflamatoria; y por último, un efecto antipirético, es decir, va a disminuir la fiebre.

Debido a estos efectos está destinado al tratamiento de procesos inflamatorios que cursan con dolor cómo puede ser una artritis, esguinces, torceduras, también para dolor de cabeza, dolor de dientes, dolor de oídos, y para el tratamiento de la fiebre.

Es habitual encontrar el ibuprofeno en forma de comprimidos y sobres, normalmente con dosis de 400 a 600 miligramos, que debemos de tomar cada 6-8 horas.

No debemos nunca superar las dosis de ibuprofeno de 2.400 miligramos diarios.

Por su parte, en adolescentes a partir de 12 años, se pueden utilizar las mismas dosis de adultos, 400 a 600 miligramos, distanciándolos también cada 6-8 horas. Y en este caso, la dosis máxima es de 1.200 miligramos diarios.

El ibuprofeno se puede utilizar también en niños, normalmente, a partir de 3-6 meses de edad. Es importante que compruebes el prospecto para ver a partir de qué edad puedes utilizar el medicamento.

En estos niños es preferible utilizarla suspensión oral y la dosis la vamos a individualizar en base al peso del niño y a la intensidad de sus síntomas.

El ibuprofeno, al igual que el resto de los AINE, es habitual que dé lugar a irritación de la mucosa del estómago, por lo que puede favorecer la aparición de una úlcera gastroduodenal, sobre todo, si lo usamos durante periodos prolongados de tiempo. Para reducir estos efectos es muy importante que tomes el ibuprofeno siempre después de las comidas.

También se debe de utilizar con precaución en pacientes con asma, porque puede favorecer la aparición de una crisis asmática. Estos pacientes deberían de utilizar ibuprofeno siempre bajo recomendación y control de su médico especialista.

Por último, datos recientes apuntan a que los AINE, incluyendo el ibuprofeno, se pueden asociar con un aumento del riesgo de incremento de la presión arterial y de trastornos trombóticos, como pueden ser un infarto o un ictus.

En el caso del ibuprofeno se ha visto que este riesgo está asociado con la utilización de dosis muy altas, de 2.400 miligramos al día que es la dosis máxima que se puede utilizar, y sobre todo la utilización durante períodos muy prolongados de tiempo.

Por lo tanto, la recomendación es que utilices la dosis más baja que te permita controlar el dolor de cabeza u otro tipo de dolor y que, una vez este dolor haya desaparecido, se suspenda el tratamiento.

No es recomendable que lo utilices si estás embarazada, especialmente durante el último trimestre, debido a que el ibuprofeno puede retrasar y dar lugar a complicaciones durante el parto.

Sí puede utilizarse durante la lactancia pero siempre bajo control de tu médico.

ibuprofeno o paracetamol para dolor de cabeza

PARACETAMOL PARA DOLOR DE CABEZA

El paracetamol es un medicamento con actividad analgésica, es decir, es útil para eliminar el dolor, y con actividad antipirética para reducir la fiebre. Al contrario que otros medicamentos analgésicos como, por ejemplo, el ibuprofeno, el paracetamol no tiene ningún efecto antiinflamatorio.

El paracetamol está destinado al tratamiento de procesos que cursan con dolor, como puede ser dolor de cabeza, dolor dental, dolor asociado a la menstruación o dolor osteomuscular, pero también podemos utilizarlo para el tratamiento de procesos febriles o cuadros que cursen con fiebre, como el resfriado o la gripe.

Podemos encontrar paracetamol en dosis de 650 y 1000 miligramos, ya sea en forma de comprimidos o sobres.

También existe paracetamol para niños pequeños que podemos encontrar en forma de soluciones orales o de supositorios. Los supositorios de paracetamol también pueden ser utilizados en adultos cuando presenten vómitos.

Además de estas presentaciones con paracetamol, es muy habitual encontrarlo combinado con otros analgésicos como puede ser el tramadol o también formando parte de medicamentos para la gripe, asociado a fármacos antitusivos para la tos, antihistamínicos o descongestionantes nasales.

La dosis habitual en adultos es de 650 miligramos, de 4 a 6 veces al día, o bien de un gramo cada 8 horas. En adultos no se aconseja superar la dosis de 3 o 4 gramos diarios.

El paracetamol también se puede utilizar en niños, incluidos en niños pequeños. En estos niños, la dosis se va a establecer en base al peso del niño. Por lo tanto, es muy importante que midas cuidadosamente la dosis, utilizando para ello dispositivos como pueden ser jeringas de administración oral o vasitos dosificadores y no utilices nunca cucharas caseras.

Al contrario que otros fármacos analgésicos, como aspirina o ibuprofeno, el paracetamol no suele provocar daño en el estómago. El principal inconveniente que tiene es el riesgo de toxicidad en el hígado, por lo tanto, es muy importante que no utilices nunca dosis superiores a las que te haya recomendado tu médico, debido a que una sobredosis por paracetamol puede ser muy grave e, incluso en ocasiones, mortal.

Y tú, ¿tomas ibuprofeno o paracetamol para dolor de cabeza?

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Compártelo con tus amigos!!
error: Content is protected !!