PROBIÓTICOS PARA COLON IRRITABLE ¿CUÁLES SON LOS MEJORES?

 

Antes de comenzar a hablar sobre los mejores probióticos para colon irritable vamos a definir qué es el síndrome de colon irritable.

El síndrome de colon irritable es un trastorno funcional intestinal crónico que a pesar de ser de naturaleza benigna provoca un deterioro importante en la calidad de vida de los pacientes que lo sufren.

Predomina en mujeres y su prevalencia disminuye según se incrementa la edad, desconociéndose su causa exacta.

Es un trastorno crónico que cursa con brotes y con épocas de mejoría, incluso puede existir desaparición de síntomas.

El abordaje va encaminado a la mejora de los hábitos saludables de vida y el tratamiento farmacológico a la mejora de la sintomatología del paciente. Aquí podríamos empezar a hablar de los probióticos para colon irritable.

Sus principales síntomas son estreñimiento, diarrea o cuadro mixto. La diarrea suele ser diurna, con frecuencia matutina o después de las comidas. Normalmente va acompañada de urgencia defecatoria.

Solo existe colon irritable si hay dolor. Este dolor puede ser puntual o constante, aparecer de manera impredecible, ser de localización clara o con intensidad que se modifica con la defecación o las ventosidades.

Probioticos para el colon

Suele respetar el descanso nocturno y relacionarse con la ingesta de algún alimento.

La distensión y la hinchazón abdominal son muy frecuentes, aumentando progresivamente a lo largo del día y tras las comidas.

El colon irritable también se asocia a la presencia de 8 sintomas digestivos como la pirosis y dispepsia funcional.

Para diagnosticarlo debe haber presencia de dolor abdominal al menos un día a la semana y que aparezcan dos o más de las siguientes características:

  • Que se asocie a la defecación.
  • Que se relacione con un cambio en la frecuencia de las deposiciones.
  • Que se asocie con un cambio en la consistencia de las deposiciones.

Estos criterios deben cumplirse durante los últimos 3 meses y los síntomas haber comenzado un mínimo de 6 meses antes del diagnóstico.

Es importante descartar evidencia de enfermedad orgánica como alteración inflamatoria, anatómica, metabólica o proceso neoplásico y, para ello, es importante ante la presencia de síntomas acudir al medico.

QUÉ PROBIÓTICOS SON BUENOS PARA EL COLON IRRITABLE

Junto con la toma de probióticos para colon irritable , el tratamiento comienza con cambios en el estilo de vida, por ello, debemos establecer un horario regular de comidas y evitar las comidas con alimentos que pueden desencadenar o incrementar los síntomas.

A cada paciente le pueden perjudicar distintos alimentos específicos pero hay dos que se refieren con mayor frecuencia: la leche y el gluten, aunque no se deben retirar de la dieta sin indicación médica.

Asimismo, los carbohidratos de cadena corta como la fructosa de la fruta, la lactosa de los lácteos, el fructano del trigo, el galactano de las legumbres, los polioles de edulcorantes como el sorbitol, el manitol o el xilitol, el ajo, la cebolla, las alcachofas o los huevos, entre otros, pueden ocasionar problemas.

Además, se debe reducir la ingesta de grasas, alcohol, bebidas con gas y café. Sin olvidar conocer qué probióticos son buenos para el colon irritable.

En cuanto al consumo de fibra se recomienda aumentar el consumo de fibra soluble progresivamente pues está comprobado que es beneficiosa pero debemos reducir el consumo de fibra insoluble, pues puede incrementar el dolor abdominal, la distensión y el meteorismo.

Realizar ejercicio físico suave y adecuado al estado físico de la persona y evitar el estrés ya que puede agravar los síntomas.

Cuando los cambios en el estilo de vida no son suficientes para el manejo de los síntomas existe una amplia variedad de laxantes, antidiarreicos, antiespasmódicos, procineticos o antidepresivos entre las posibles soluciones que debemos combinar con los mejores probióticos para colon irritable.

Sin embargo, el nivel de satisfacción con estos tratamientos suele ser bajo, por ello, se siguen buscando alternativas terapéuticas que puedan ayudar a mejorar la calidad de vida de estas personas.

Colon Probioticos

¿CUÁLES SON LOS MEJORES PROBIÓTICOS PARA COLON IRRITABLE?

En este sentido varios estudios han demostrado los efectos beneficiosos de una combinación de tres cepas probióticas recomendadas por la organización mundial de Gastroenterología por ser segura y haber demostrado su eficacia en el alivio de los síntomas del síndrome de colon irritable y mejorar también la sintomatología en pacientes con intolerancia a la lactosa.

Las cepas de probióticos para colon irritable que han dado grandes resultados son:

  • Lactobacillus plantarum CECT 7484
  • Lactobacillus plantarum CECT 7485
  • Pediococcus accidillactici CECT 7483

Esta combinación de tres cepas probióticas permite reestablecer el equilibrio natural de la microbiota intestinal ayudando a corregir la disbiosis al antagonizar directamente con las bacterias productoras de toxinas y potenciar la función defensiva de la barrera intestinal al aumentar la producción de moco y mejorando la motilidad.

También reduce la permeabilidad intestinal lo cual también ayuda a disminuir las diarreas y, además, disminuye la inflamación y la hipersensibilidad intestinal ya que producen ácidos grasos con acción antiinflamatoria.

Es posible que ya tomes algún probiótico de farmacia pero… ¿Consigues controlar tus brotes de colon irritable? ¿Tomas algún probiótico para el estómago? ¿O vas a probar esta combinación de probióticos?

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Compártelo con tus amigos!!