🔥 Zeolita: Usos y beneficios para la salud.

Para qué sirve la zeolita

¿Y si existiera un “polvo mágico” que purificara el agua, enriqueciera el suelo y previniera los desastres nucleares? ¿Qué pasaría si ese mismo polvo pudiera desintoxicar tu cuerpo, mejorar tu salud intestinal, prevenir el daño de los radicales libres o combatir infecciones?

Pues la zeolita lo hace todo, sin necesidad de entrar en tu cuerpo.

A continuación te vamos a contar todo sobre la zeolita, hasta su parte no tan mágica.

¿Qué es la zeolita?

La zeolita es un mineral complejo que se forma en contacto con lava volcánica y agua. Este proceso puede necesitar miles o incluso millones de años. Los científicos estiman que los primeros minerales de zeolita se formaron hace más de 300 millones de años.

La medicina tradicional reconoce la ingesta de arcilla como un método natural de desintoxicación. La zeolita tiene propiedades similares y parecidos usos tradicionales [1].

En la medicina moderna, los médicos e investigadores usan zeolita para [2, 3, 4, 5]:

  • Separación y detección de biomarcadores.
  • Administración controlada de medicamentos.
  • Métodos de imagen como resonancia magnética nuclear.
  • Ingeniería de piel y tejido óseo.
  • Tratamiento de heridas y control de sangrado.

Entre sus beneficios destacamos:

  • Ayuda a desintoxicarnos.
  • Mejora la salud intestinal.
  • Bloquea el daño oxidativo.
  • Detiene el sangrado.
  • Reduce la glucosa y lípidos sanguíneos.
  • Puede proteger el cerebro y el hígado.
  • Limpia y protege la piel.

Entre sus inconvenientes destacamos:

  • Puede causar daño pulmonar cuando se inhala.
  • Puede bloquear la absorción de medicamentos y nutrientes.
  • No está bien estudiado en humanos.
  • Puede estar contaminado con metales pesados.

¿Cómo ‘desintoxica’ la zeolita nuestro cuerpo?

La zeolita puede adsorber y eliminar una amplia gama de toxinas del cuerpo humano, agua potable y materiales de desecho. Sus pequeñas «jaulas» y carga superficial atrapan metales pesados, venenos naturales y químicos, elementos radiactivos, microbios, productos metabólicos,… [6, 7].

Gracias a estas potentes propiedades de desintoxicación, la zeolita puede [8, 9]:

  • Combatir el daño oxidativo.
  • Mantener un microbioma saludable.
  • Matar bacterias y virus.
  • Aumentar los niveles de minerales y oligoelementos.
  • Reparar las lesiones de la piel y detener el sangrado.

Por estas razones, a menudo se usa para desintoxicar de metales pesados ​​y otras toxinas a nuestro cuerpo.

La zeolita realiza sus funciones en tu interior sin ser absorbida. Eso la hace segura para el uso humano, con algunas excepciones.

Beneficios de la zeolita.

Vamos a ver cuáles son los beneficios para la salud de la zeolita:

Favorece la desintoxicación.

Metales pesados.

En un ensayo clínico con 33 voluntarios, la zeolita mejoró la eliminación del aluminio, arsénico, plomo, mercurio y otros metales pesados.

Las personas que tomaron zeolita líquida (30 gotas al día) tuvieron niveles significativamente más altos de estos metales en sus muestras de orina.

Los análisis de laboratorio confirmaron que la zeolita no estaba contaminada, atribuyendo los resultados a la desintoxicación de metales pesados ​​[10].

En estudios con ratones, la zeolita permitió la eliminación del plomo y protegió el cerebro del daño oxidativo causado por este metal pesado. Redujo los niveles de plomo en los órganos hasta en un 91% [11].

En otro estudio, la zeolita protegió a los ratones de la sobrecarga de hierro y alivió el daño orgánico [12].

En ratas, estimuló la desintoxicación de aluminio y evitó que alcanzara la sangre [13].

El cadmio es otro metal pesado que puede causar anemia y alterar diferentes órganos. En cerdos envenenados con cadmio, la zeolita previno la anemia y protegió el hígado. Sin embargo, no afectó la concentración de cadmio en los riñones [14].

Varios estudios han confirmado la capacidad de la zeolita para unirse y eliminar metales pesados ​​como el plomo, el arsénico y el mercurio [15].

Daño cerebral y estado de ánimo.

Las células del cerebro son particularmente sensibles al envenenamiento por metales pesados. Los metales pesados ​​pueden dañar las neuronas y provocar ansiedad, depresión, ira y problemas de atención [16].

La capacidad de la zeolita para eliminar el plomo, el mercurio, el aluminio y otros metales pesados ​​lo convierte en un complemento prometedor para los trastornos del estado de ánimo mencionados anteriormente. Sin embargo, ningún estudio ha investigado aún el impacto de la zeolita en el estado de ánimo [17].

Alcohol.

En 12 bebedores sanos, 5 g redujeron los niveles de alcohol en la sangre hasta en un 43%. Bloquea la absorción de alcohol cuando se combina con una bebida [18].

En otro ensayo clínico, 25 voluntarios tomaron zeolita (2,25 g – 4,5 g) la mañana después de una «noche de fiesta». Fue demasiado tarde para la desintoxicación del alcohol pero los síntomas de resaca mejoraron en un 40 – 50% [19].

Toxinas fúngicas.

Las aflatoxinas pueden contaminar los alimentos y causar estragos en nuestros cuerpos, especialmente en el hígado [20].

La zeolita fue capaz de desintoxicar los pollos de la aflatoxina y proteger su hígado, vías biliares y riñones. Los órganos del sistema inmunitario, como el timo, también sufrieron menos daño [21].

En el caso de las vacas, la zeolita redujo los niveles de aflatoxina en la leche, que es una fuente importante de envenenamiento humano. En tubos de ensayo, la zeolita podría eliminar la aflatoxina del agua (60%) y la alimentación animal (80%) [22].

La zeolita protege a los pollos contra otra toxina fúngica conocida como ocratoxina A. Los animales comieron más, ganaron peso y se recuperaron más rápido [23].

Elementos radiactivos.

La estructura porosa de la zeolita es una trampa perfecta para grandes elementos radiactivos. En ratas y ovejas, bloqueó la absorción de cesio radiactivo y redujo su concentración en los órganos de los animales [24].

Otras toxinas.

Los compuestos perfluorados (PFC), aunque tóxicos, se usan ampliamente para hacer muebles, ropa y sartenes antiadherentes (teflón). Los médicos informaron de un solo caso de desintoxicación exitosa de PFC con zeolita. Sin embargo, el efecto fue débil y no tuvo valor clínico [25].

Los nitratos son toxinas que pueden contaminar el agua potable y perturbar la salud de humanos y animales. En las vacas, la zeolita revirtió el daño metabólico causado por los nitratos [26].

Mejora la salud gastrointestinal.

Un «intestino con fugas» significa que toxinas, microbios y moléculas inflamatorias pueden filtrarse desde el intestino hacia el torrente sanguíneo. Esto puede causar fatiga, enfermedades autoinmunes, depresión y más [27].

En un ensayo clínico con 52 atletas de resistencia, la zeolita (1,85 g al día durante 12 semanas) tensó la pared intestinal y evitó las fugas. También tenía un leve efecto antiinflamatorio en el intestino [28].

En ratones con colitis ulcerosa, se pudo reparar el daño intestinal. Resultó ser tan efectivo como un medicamento estándar para la Enfermedad Inflamatoria Intestinal como es el ácido 5-aminosalicílico. Las pruebas verificaron que los ratones no absorbieron las partículas de zeolita en el torrente sanguíneo [29].

La zeolita mostró una acción similar en un estudio en cerdos con inflamación intestinal [30].

La acumulación de urea, amoniaco y gases en el intestino puede causar colitis ulcerosa, Síndrome de Intestino Irritable e, incluso, cáncer de colon. Los niveles altos de urea en la sangre (uremia) pueden ser potencialmente mortales. La zeolita se une a la urea y al amoniaco, ofreciendo protección contra estos riesgos para la salud [31].

Restaura el microbioma intestinal.

El impacto positivo de la zeolita en las bacterias intestinales contribuye a los beneficios anteriores pero también ayuda a aliviar la diarrea y mejorar la salud general.

Varios expertos demostraron su seguridad y eficacia en 4 ensayos clínicos. Su capacidad para restaurar la flora intestinal saludable fue crucial en este efecto [32].

Cuando se agrega a comida para pollos, la zeolita reduce la cantidad de bacterias dañinas en su intestino sin molestar a las bacterias beneficiosas. Los pollos infectados con Salmonella, una de las principales causas de intoxicación alimentaria, se recuperaron más rápido y sufrieron menos daños oxidativos [33].

Puede darse el caso que incluso aumente el número de cepas probióticas de Lactobacillus y Bifidobacterium mientras se combate los patógenos intestinales [34].

Además, la zeolita inhibe el crecimiento de 2 cepas virales (coxsackievirus y echovirus) que nos invaden a través del intestino pero pueden dañar todo el cuerpo [35].

Alivia el reflujo ácido y las úlceras estomacales.

En la enfermedad por reflujo gastroesofágico, el reflujo ácido daña el esófago y causa acidez estomacal y otros síntomas desagradables [36].

En un ensayo clínico con 25 personas con enfermedad por reflujo gastroesofágico, 1,5 g al día durante 2 semanas alivió la acidez, el dolor y las molestias en un 45-55%.

El mismo protocolo protegió a otros 23 pacientes de úlceras estomacales causadas por un AINE común, el naproxeno [37].

Detiene el sangrado.

El sangrado no controlado es la segunda causa de muerte en lesiones graves y accidentes. Una mezcla de zeolita y arcilla redujo significativamente el tiempo de sangrado en perros por una lesión potencialmente mortal. En muestras de sangre humana, mejoró la coagulación en un 40% [38].

El ejército de los EEUU utiliza un producto basado en zeolita para detener las hemorragias graves en el campo de batalla. Los estudios en animales han confirmado su eficacia [39].

También detuvo el sangrado incontrolado en casi el 70% de las ratas tratadas y aumentó la probabilidad de supervivencia en un 60% [40].

Reduce el colesterol y los lípidos sanguíneos.

En un ensayo clínico con 41 pacientes, la zeolita micronizada redujo los niveles en sangre del colesterol LDL y de los lípidos, al tiempo que elevó el colesterol HDL. Después de 8 semanas (6-9 g diarios), estos valores mejoraron en un 20-25% [41].

La falta de un grupo de control en este estudio nos impide sacar conclusiones fiables.

Combate el daño oxidativo.

Fumar cigarrillos envenena todo el cuerpo y aumenta el riesgo de cáncer y enfermedades cardiovasculares. El estrés oxidativo juega un papel vital en los efectos adversos que provoca fumar [42].

En un ensayo clínico con 85 fumadores, 5,4 g diarios durante 1 mes potenciaba la defensa antioxidante, similar a la vitamina E [43].

Otros tipos de zeolita natural mostraron efectos comparables en estudios con 25 personas: aumentaron los niveles de glutatión y protegieron los lípidos del daño oxidativo [44].

En pollos y ratas diabéticas, la zeolita [45]:

  • Aumentaba la cantidad de enzimas antioxidantes.
  • Incrementaba la capacidad antioxidante total.
  • Protegía los órganos de lesiones.

Mejora la higiene bucal.

En 11 voluntarios, un enjuague bucal con zeolita combinada con iones de plata redujo en gran medida la formación de placa dental. En otro estudio, la zeolita con plata redujo el crecimiento de Candida y la producción de ácido, dos causas principales de la formación de placa dental e infecciones orales [46].

Además, la zeolita puede eliminar los olores volátiles y así combatir el mal aliento [47].

Beneficios de la zeolita para la piel.

Debido a sus propiedades desintoxicantes y antibacterianas, la zeolita puede beneficiar a la piel de diferentes maneras. Muchos productos cicatrizantes de heridas y para el cuidado personal contienen zeolita como su ingrediente principal.

Cicatrizante de heridas.

En un ensayo clínico, la zeolita mejoró la limpieza y recuperación de las heridas por quemaduras y mejoró las quejas generales. Hay que destacar que los pacientes consumieron zeolita y no la aplicaron en las heridas. Este estudio no revela detalles esenciales como la dosis y el tamaño de la muestra [48].

La zeolita cargada con óxido nítrico mejoró la cicatrización de heridas en ratas. Mató bacterias y hongos mientras protegía las células de la piel [49].

Los parches con zeolita y cobre mostraron efectos similares. También mejoraron el suministro de oxígeno, lo que promovió la regeneración de la piel [50].

Otra excelente combinación para la cicatrización de heridas es zeolita con plata. Los parches de zeolita y plata pueden inhibir el crecimiento de microbios peligrosos, como [51]:

  • P. aeruginosa, que puede causar una infección adquirida en el hospital.
  • E. coli, conocida por causar úlceras e infectar heridas.
  • S. aureus y MRSA, cepas de bacterias difíciles de tratar.
  • Candida albicans.

Inflamación y alergias.

En ratones, una mezcla de zeolitas naturales bloqueó la histamina y otros desencadenantes de la inflamación, disminuyendo la inflamación de la piel en un 57% [52].

Pero eso no es todo.

Otro estudio verificó la capacidad de la zeolita para unirse a la histamina y, por lo tanto, aliviar la inflamación y las reacciones alérgicas [53].

Los contaminantes del aire pueden desencadenar inflamación, alergias y problemas autoinmunes. Dado que la zeolita puede unirse a toxinas y metales pesados, también podría reducir el impacto perjudicial de la contaminación en la piel.

Cuidado personal.

En un ensayo clínico con 39 voluntarios, el desodorante en spray con 10% de zeolita con plata mostró un efecto fuerte y duradero (24 h) contra los microbios de las axilas, que producen olores desagradables. Un spray con una sustancia control no logró este resultado [54].

En otros estudios, la zeolita eliminó virus y olores volátiles. Detuvo el crecimiento del virus HSV-1 (Herpes simplex), que causa el herpes labial [55].

La zeolita forma una película protectora sobre la piel que actúa como un protector solar natural. En otro estudio, la zeolita incluso revirtió el daño oxidativo provocado por otro ingrediente de los filtros solares, el dióxido de titanio [56].

Efectos secundarios de la zeolita.

En ensayos clínicos, la zeolita no causó efectos secundarios significativos [57].

Una revisión de seguridad tampoco encontró peligros relacionados con el consumo de zeolita. Dicho esto, los ensayos con humanos y animales revelaron que puede causar inflamación y daño pulmonar cuando se inhala [58].

Dado que la zeolita se une a metales pesados ​​y otras toxinas, algunas personas expresaron su preocupación por el posible envenenamiento por suplementos contaminados. Sin embargo, la zeolita tiene una alta afinidad por esas toxinas y las mantiene atrapadas en todas las condiciones [59].

En un estudio, grandes cantidades de zeolita en alimentos para pollos causaron inflamación intestinal. La zeolita molida redujo el número de células sanguíneas en ratones [60].

Solo ciertos tipos de zeolita natural son adecuados para el consumo humano. Otros, como la erionita, pueden incluso ser cancerosos [61].

Ningún estudio ha confirmado la seguridad de la zeolita en niños, mujeres embarazadas o en período de lactancia.

Para qué sirve la zeolita

Interacciones con medicamentos y alimentos.

Las propiedades ligantes de la zeolita tienen un precio. Aunque prefiere los metales pesados ​​y las toxinas ambientales, los nutrientes esenciales también pueden terminar atrapados por ella.

En un estudio en cerdos, bloqueó la absorción de proteínas de los alimentos. La zeolita A (sintética) disminuyó los niveles en sangre de calcio, fósforo, hierro y otros minerales [62].

La mayoría de los otros estudios no mencionaron deficiencias nutricionales.

La zeolita se une a toxinas orgánicas complejas pero también a medicamentos con estructuras similares. Por ejemplo, puede eliminar antibióticos, lo cual es excelente para la purificación del agua pero es peligroso si te recetaron antibióticos [63].

Para quedarte tranquilo, asegúrate de no combinar zeolita con ningún medicamento o suplemento. Y, por supuesto, siempre consulta a tu médico primero.

Debido a su capacidad para reducir el colesterol y los lípidos en la sangre, la zeolita puede aumentar los efectos de las estatinas y otros medicamentos hipolipemiantes [64].

Dosis de zeolita recomendadas.

A la hora de comprar un suplemento de zeolita de alta calidad debes buscar [65]:

  1. Fuente: Verifica si los fabricantes obtienen su zeolita de regiones limpias y de buena reputación.
  2. Manipulación: Busca un producto purificado, probado para metales pesados ​​y otros contaminantes.
  3. Propiedades físicas: La zeolita activada y micronizada mostró los mejores resultados.

La forma más común de comprar zeolita es en forma de polvo, que contiene 90-97% de clinoptilolita (el tipo más conocido de zeolita). Los productos micronizados tienen un tamaño de partícula <20 µm.

Otras formas disponibles incluyen:

  • Píldoras con 700-800 mg de polvo (principalmente clinoptilolita).
  • Zeolita liquida (suspensión en agua).
  • Parches de zeolita (generalmente cargados con plata).

Como ya se ha comentado, la zeolita también es un ingrediente común en productos para el cuidado personal como:

  • Jabones.
  • Máscaras faciales.
  • Exfoliaciones corporales.
  • Pasta dental.

Las siguientes dosis de zeolita demostraron ser efectivas en ensayos clínicos:

  • Alivio de los síntomas de la resaca: 2,25 g – 4,5 g , la mañana después de una ‘noche de fiesta’ [66].
  • Absorción de alcohol: 5 g con una bebida [67].
  • Reforzamiento del revestimiento intestinal: 1,85 g diarios durante 3 meses [68].
  • Úlceras estomacales: 1.5 g diarios durante 2 semanas [69].
  • Reducción del colesterol y lípidos en la sangre: 6 – 9 g diarios durante 2 meses [70].
  • Aumento del soporte antioxidante: 5,5 – 6 g diarios durante 1 mes [71].
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Compártelo con tus amigos!!