🧠 Para qué sirve la L-tirosina.

L-tirosina para que sirve

Los beneficios de la L-tirosina engloban entre otros: aumentar tu concentración, tu estado de ánimo y los niveles de hormonas tiroideas, especialmente cuando estás bajo estrés.

Sin embargo, también puede hacer lo contrario y empeorar tu salud mental en algunos casos.

Sigue leyendo y te contaremos los inconvenientes y las propiedades de la L-tirosina.

¿Qué es la L-tirosina?

La L-tirosina es una forma natural de tirosina, un aminoácido que nuestro cuerpo usa para producir proteínas, neurotransmisores y otros compuestos vitales [1].

No dependemos de los alimentos con tirosina, ya que podemos obtenerla de otro aminoácido llamado fenilalanina, por ello, la tirosina es un aminoácido no esencial.

Aún así, puedes garantizar unos niveles de tirosina óptimos al introducir en tu dieta alimentos ricos en tirosina como [23]:

  • Queso y lácteos.
  • Pavo.
  • Alubias.
  • Huevos.
  • Pollo.

La L-tirosina es un popular nootrópico que se usa para aumentar la concentración y el estado de alerta en situaciones de estrés. Lo encontrarás solo o combinado con otros ingredientes si lo consumes en forma de suplemento.

La L-tirosina es un aminoácido que nuestro cuerpo usa para producir proteínas y otros compuestos vitales.

En nuestro cuerpo, la tirosina actúa como precursora de neurotransmisores llamados catecolaminas [4]:

  • Dopamina.
  • Norepinefrina (noradrenalina).
  • Epinefrina (adrenalina).

Estos componentes juegan un papel clave en la salud mental, cognición, comportamiento y respuesta al estrés. También controlan la presión arterial y el metabolismo [56].

Como suplemento, la L-tirosina puede ser beneficiosa en condiciones estresantes que agotan nuestras catecolaminas.

La tirosina ayuda a construir hormonas tiroideas y el pigmento de la piel llamado melanina [78].

Nuestro cerebro usa L-tirosina para producir dopamina y otros neurotransmisores. La suplementación puede ayudar a prevenir la disminución de estos neurotransmisores cuando estás en situaciones estresantes.

N-acetil-L-tirosina (NALT).

La N-acetil-L-tirosina (NALT o NAT) es más soluble en agua que la L-tirosina y, por lo tanto, es más adecuada en casos de nutrición intravenosa en personas que no pueden comer ni beber [9].

Como suplemento nutricional, nuestros cuerpos supuestamente lo usan mejor que la L-tirosina pero la evidencia científica cuenta una historia diferente.

Metabolizamos solo el 25% del NALT en tirosina libre y eliminamos el 35-38% con la orina [1011].

En un estudio con 13 personas, la N-acetil-L-tirosina no aumentó los niveles de tirosina en absoluto [12].

Por lo tanto, la L-tirosina sigue siendo una mejor opción para la suplementación oral.

La N-acetil-L-tirosina es más soluble que la L-tirosina pero nuestro cuerpo tampoco puede usarla. Es posible que prefieras seguir con la L-tirosina en caso de tomarlo como suplemento.

       

Beneficios de la L-tirosina.

A continuación vamos a ver para qué sirve la L-tirosina y sus propiedades más interesantes:

Aumenta la cognición en situaciones de estrés.

Una revisión de 15 ensayos clínicos investigó los efectos de la carga de L-tirosina (episodios cortos de dosis más altas) sobre la cognición y el comportamiento.

Este patrón de dosificación evitó el agotamiento de catecolaminas y aumentó la función mental en situaciones estresantes y exigentes [13].

Mostró los mejores resultados en personas expuestas a:

  • Multitareas y distracciones [14].
  • Privación del sueño [15].
  • Duro entrenamiento militar [16].
  • Clima frío [17].

Algunas personas usan L-tirosina para mejorar su rendimiento físico bajo estrés. Sin embargo, varias revisiones no han podido confirmar este efecto [18].

Además, la L-tirosina puede no mejorar el rendimiento cognitivo en condiciones normales. En adultos mayores, la carga de L-tirosina incluso produjo los efectos opuestos: empeoramiento de la memoria y la función cognitiva [19].

La L-tirosina puede aumentar la cognición en situaciones estresantes como multitareas, falta de sueño y exposición al frío pero no tiene impacto en el rendimiento físico.

Ayuda con los trastornos del estado de ánimo.

Los desequilibrios en los neurotransmisores cerebrales pueden provocar depresión y otros trastornos del estado de ánimo. Dado que la tirosina permite la producción de dopamina y noradrenalina, puede actuar como soporte nutricional del estado de ánimo [20].

Algunos médicos han confirmado el éxito usando L-tirosina en un par de pacientes con depresión [21].

Parece ser beneficioso para trastornos del estado de ánimo como:

  • Depresión debido a baja dopamina [22].
  • Bajo estado de ánimo por vivir en ambientes hostiles y fríos [23].
  • Depresión después del parto [24].

Sin embargo, los resultados anteriores provienen de pequeños ensayos clínicos, algunos de los cuales carecían de controles con placebo. Un ensayo mayor con 65 pacientes no pudo verificar los efectos antidepresivos de la L-tirosina [25].

No indujo cambios en el estado de ánimo o el comportamiento en personas sanas en condiciones normales [26].

La L-tirosina puede aliviar la tristeza estacional y ciertos tipos de depresión pero la evidencia es limitada.

Hipotiroidismo y L-tirosina.

Con la ayuda del selenio, nuestro cuerpo combina tirosina y yodo para producir hormonas tiroideas.

En 85 voluntarios, la suplementación con altas dosis de L-tirosina (12 g diarios) durante el duro invierno aumentó ligeramente la T3, la hormona tiroidea activa. También redujo en gran medida la TSH, cuyos altos niveles están relacionados con hipotiroidismo y estrés.

La suplementación con tirosina previno la caída de la hormona tiroidea en ratones expuestos a estrés crónico [27].

Ensayos clínicos grandes y bien diseñados deberían confirmar los beneficios de la suplementación con L-tirosina para la salud de la tiroides.

La tirosina desarrolla hormonas tiroideas pero los beneficios de la suplementación para la salud de la tiroides carecen de evidencia sólida.

Puede ayudar con los trastornos de atención.

En un ensayo clínico, la L-tirosina mejoró la atención en ocho de los 12 participantes con trastorno por déficit de atención durante dos semanas. Sin embargo, después de seis semanas, todos los pacientes desarrollaron tolerancia al tratamiento y su mejora se estancó [28].

La suplementación con L-tirosina no proporcionó beneficios a 7 niños con TDAH [29].

La producción deteriorada de dopamina y noradrenalina puede desencadenar trastornos de atención, y estos casos probablemente se beneficiarían de la suplementación con tirosina [30].

Puede combatir la narcolepsia.

Los pacientes con narcolepsia luchan por mantenerse despiertos durante el día. A menudo experimentan cataplejía (debilidad muscular repentina con conciencia intacta) y parálisis del sueño [31].

La L-tirosina suministra dopamina y noradrenalina, neurotransmisores que promueven la excitación y previenen la cataplejía [32].

En un estudio con 10 pacientes, la L-tirosina mejoró solo tres de los 20 síntomas probados. Los pacientes se sintieron menos cansados ​​y más alertas [33].

Un grupo de médicos logró manejar los ataques de sueño durante el día y la cataplejía con L-tirosina en ocho pacientes. Siguieron usando este enfoque en otros pacientes con narcolepsia después del éxito inicial pero la falta de controles de placebo no permite una conclusión definitiva [34].

Según la evidencia clínica limitada, la L-tirosina puede reducir los episodios de sueño durante el día y la debilidad muscular en personas con narcolepsia.

Puede aliviar la adicción y síntomas de abstinencia.

La dopamina desempeña un papel central en la vía de recompensa del cerebro.

Una nueva investigación sugiere que las personas con adicción pueden estar agotando o sensibilizando en exceso esta vía, lo que aumenta sus antojos y el comportamiento obsesivo en la búsqueda de drogas [35].

En 83 ex adictos a la heroína, una combinación de L-tirosina y otros precursores de neurotransmisores (lecitina, L-glutamina y 5-HTP) mejoraron significativamente los síntomas de abstinencia como [36]:

  • Ansiedad.
  • Depresión.
  • Ira y hostilidad.
  • Fatiga.
  • Vigor suprimido.

La L-tirosina puede aliviar la adicción y el síndrome de abstinencia, pero la investigación disponible es escasa.

L-tirosina para adelgazar.

La tirosina suministra catecolaminas y hormonas tiroideas, que mejoran el metabolismo y la producción de energía. Por esta razón, muchas personas quieren saber si podemos utilizar la L-tirosina para adelgazar.

Un suplemento con L-tirosina, extracto de té verdecafeína aumentó ligeramente la pérdida de peso en 80 adultos obesos pero no quedó claro cuál de los 3 ingredientes contribuyó más a lograr estos resultados [37].

Ningún otro ensayo ha documentado los beneficios de la L-tirosina para perder peso.

Según la evidencia actual, no podemos saber si la L-tirosina es compatible con la pérdida de peso.

L-tirosina en casos de fenilcetonuria.

Las personas con un trastorno metabólico conocido por fenilcetonuria no pueden descomponer la fenilalanina adecuadamente. De esta forma se produce una acumulación de fenilalanina que causa daño cerebral y deterioro cognitivo [38].

Estos pacientes deben seguir una dieta especial baja en proteínas para minimizar la ingesta de fenilalanina. El problema está en que se producirá una deficiencia de tirosina ya que el cuerpo convierte la fenilalanina en tirosina.

La suplementación con L-tirosina en casos de fenilcetonuria puede parecer razonable pero una revisión de la Base de Datos Cochrane de seis ensayos clínicos no pudo confirmar sus beneficios [39].

Para evitar variaciones en los niveles de tirosina en sangre, los médicos sugieren usar sustitutos de proteínas con un contenido optimizado de tirosina (3-6 g/100 g) en su lugar [40].

Los pacientes con fenilcetonuria carecen de tirosina pero podrían no beneficiarse de la suplementación con L-tirosina.

L-tirosina para que sirve

Efectos secundarios de la L-tirosina.

La L-tirosina es generalmente reconocida como segura [41].

Mostró seguridad en ensayos clínicos y solo provocó efectos secundarios menores como:

  • Dolor de cabeza.
  • Irritabilidad.
  • Náuseas.

Dosis altas (100-200 mg/kg) causaron deterioro cognitivo en adultos mayores.

Contraindicaciones de la L-tirosina.

La L-tirosina compite en el cerebro con L-DOPA, un medicamento para la enfermedad de Parkinson.

Los suplementos de tirosina, e incluso los alimentos ricos en tirosina, pueden dificultar el transporte de L-DOPA al cerebro. Esto puede conducir a variaciones en la respuesta al tratamiento, conocido como fenómeno «On-Off» [42].

Esta interacción es crucial ya que muchas personas usan L-tirosina como refuerzo natural de dopamina para la enfermedad de Parkinson, a pesar de la falta de evidencia clínica [43].

Los pacientes con enfermedad de Parkinson a menudo son deficientes en tirosina hidroxilasa, una enzima que convierte la tirosina en L-DOPA, que es otra limitación para los suplementos de tirosina [44].

Las altas dosis de L-tirosina (12 g diarios, durante 4 meses) pueden aumentar las hormonas tiroideas. Las personas con hipertiroidismo y las que toman medicamentos para la tiroides deberían evitarlo.

Los suplementos de L-tirosina pueden interactuar con medicamentos para la tiroides y con el tratamiento con L-DOPA para la enfermedad de Parkinson.

Los niños y las mujeres embarazadas deben evitar la L-tirosina a menos que se lo recete su médico. Este suplemento es seguro para mujeres lactantes ya que no aumenta el contenido de tirosina en la leche [45].

Dosis de L-tirosina recomendadas.

La dosis promedio de L-tirosina para la mayoría de las condiciones es de 100 mg/kg, es decir, alrededor de 7 g diarios para una persona de 70 kgdividido en 2-3 dosis diarias.

Es una buena idea comenzar con una dosis más baja y aumentarla hasta obtener una respuesta óptima.

Para una mejora cognitiva a corto plazo, debemos tomar L-tirosina 30-60 minutos antes de una tarea estresante.

Los beneficios en depresión, fibromialgia y trastornos de atención generalmente tardan en aparecer de 1 a 4 semanas.

Comprar L-tirosina.

Si vas a comprar L-tirosina debes saber que la mayoría de los productos contienen 500 mg de L-tirosina por comprimido o cápsula. Si necesitas suplementos a largo plazo con dosis más altas, los polvos a granel podrían ser una mejor opción.

Si vas a probar te recomiendo L-tirosina 500 mg 50 Cápsulas de Solgar o L-tirosina 500 mg 60 Cápsulas de Lamberts.

Opiniones sobre la L-tirosina.

La L-tirosina sirve para aumentar la claridad mental, el estado de alerta y la concentración. Un número menor de personas ha confirmado buenos resultados en casos de depresión, antojos de dulces y abstinencia alcohólica.

Las combinaciones con antidepresivos y otros suplementos como el 5-HTP son populares en casos de trastornos del estado de ánimo pero nunca debemos combinar medicamentos y suplementos antes de consultar con nuestro médico.

Otros usuarios no experimentaron beneficios en la cognición y la salud mental, incluso algunos de ellos dijeron que su estado de ánimo y concentración empeoró.

Los efectos secundarios más comunes son ansiedad, dolor de cabeza e insomnio. Los usuarios también sugieren comenzar con dosis más bajas para ver cómo reaccionará nuestro cuerpo.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Compártelo con tus amigos!!