🥦 Sulforafano: Esa maravilla escondida en el brócoli.

Comprar sulforafano

El sulforafano es un compuesto activo del brócoli y otras verduras de la familia Brassica que puede ayudar a prevenir la recurrencia del cáncer de próstata.

Vamos a ver otros beneficios del sulforafano y dónde obtenerlo a partir de la dieta.

Propiedades del sulforafano.

El sulforafano es un isotiocianato, un compuesto orgánico que contiene azufre [1, 2].

Se encuentra en vegetales crucíferos como el brócoli, el repollo, la coliflor, las coles de Bruselas y la col rizada.

El sulforafano se produce cuando la glucorafanina entra en contacto con la enzima mirosinasa, contenida dentro de las mismas células pero en diferentes compartimentos [3].

Por ejemplo, cortar, masticar o alterar las células de la planta del brócoli inicia la producción de sulforafano. En comparación con la glucorafanina, el sulforafano comienza a degradarse poco después de la producción.

Los brotes de tres días de ciertas verduras crucíferas contienen concentraciones de glucorafanina de 10 a 100 veces mayores que en las plantas maduras.

Los niveles de glucorafanina y sulforafano son más altos en los brotes de brócoli [4].

El sulforafano tiene propiedades antioxidantes, antimicrobianas, anticancerígenas, antiinflamatorias, antienvejecimiento, neuroprotectoras y antidiabéticas.

El sulforafano también protege contra enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas.

Además del sulforafano, los brotes de brócoli contienen muchos otros compuestos bioactivos que promueven la salud, como el ácido gálico, clorogénico, ferúlico, sinapínico, benzoico y salicílico, además de quercetina, kaempferol y vitamina C [5].

Investigación sobre el cáncer y el sulforafano.

Cáncer de prostata.

El sulforafano cuenta con evidencia clínica relativamente sólida en casos de prevención y recurrencia del cáncer de próstata.

En múltiples estudios clínicos, hombres con cáncer de próstata recurrente que tomaron 60 mg de sulforafano al día tenían menos antígeno prostático específico (PSA) que aquellos que no tomaron sulforafano [67].

Otros cánceres.

Aunque, sobre todo, se ha estudiado el sulforafano por su utilidad en el cáncer de próstata, también se está investigando por posibles acciones contra otros tipos de cáncer.

El sulforafano se considera un compuesto prometedor por varias razones. No menos importante es que las personas que comen vegetales de la familia Brassica ricos en sulforafano tienen menos probabilidades de desarrollar cáncer [89].

De tres a cinco porciones por semana se asocian con una disminución del 30% al 40% en la incidencia de cáncer en comparación con las personas que no comen estos vegetales.

Las personas que consumieron al menos una porción de vegetales crucíferas por semana tenían menos probabilidades de desarrollar cáncer de cavidad oral, faringe, esófago, colorrectal, mama y riñón.

Los investigadores también están investigando el potencial del sulforafano contra el glioblastoma, el cáncer de tiroides, próstata, mama, lengua y pulmón en animales [1011121314].

Los brotes de brócoli también inhibieron de manera significativa y dependiente de la dosis el desarrollo de cáncer de vejiga en ratas y el desarrollo de cáncer de piel inducido por radiación UV en ratones [1516].

Además de ser efectivo por si solo, el sulforafano también puede mejorar la eficacia de medicamentos contra el cáncer, incluidos cisplatino, gemcitabina, doxorrubicina y 5-fluorouracilo, hacia las células del cáncer de páncreas y próstata, al tiempo que limita su toxicidad hacia las células normales.

Sin embargo, aunque se observó que el sulforafano es seguro y efectivo en varios estudios, no fue efectivo en dos ensayos clínicos [17].

Todavía se requieren estudios adicionales antes de que se pueda incorporar el sulforafano a las terapias convencionales contra el cáncer.

Efectos secundarios del sulforafano.

El sulforafano se considera seguro cuando se consume en las cantidades disponibles en el brócoli y otras verduras, y se han observado muy pocos efectos secundarios en ensayos clínicos con brotes de brócoli, sus extractos o el sulforafano purificado.

Sin embargo, los suplementos no están estandarizados y no tenemos datos suficientes para determinar la seguridad del uso a largo plazo del sulforafano.

Habla primero con tu médico para evitar efectos adversos o interacciones inesperadas.

Estabilidad del genoma.

El sulforafano parece aumentar la activación de muchos genes beneficiosos, incluidos los genes supresores de tumores. Sin embargo, el sulforafano también puede activar secuencias de ADN que se encuentran dentro de nuestro genoma que deterioran la estabilidad del genoma y causan mutaciones [18].

El consumo de brotes de brócoli por voluntarios humanos causó un aumento de 10 veces en la activación de LTR en los glóbulos blancos. Estos efectos son transitorios y queda por determinar si son biológicamente significativos.

Otros estudios en voluntarios humanos no registraron eventos anormales relacionados con el consumo de brotes de brócoli [19].

Se observaron efectos genotóxicos en estudios no publicados con cerdos alimentados con 600 g de brócoli crudo durante 12 días. Estos cerdos sufrieron un aumento del 21% en roturas de la cadena de ADN del colon [20].

Además, después de alimentar a ratas y ratones con brócoli crudo o al vapor, se observó un aumento en los aductos de ADN (sustancias químicas cancerígenas que se unen al ADN).

Sin embargo, todos estos efectos en animales se observaron con el consumo de plantas maduras de brócoli. Un beneficio adicional de los brotes de brócoli es que contienen cantidades insignificantes de glucosinolatos de indol, que predominan en los vegetales maduros, y pueden dar lugar a productos de degradación (por ejemplo, indol-3-carbinol). Esto puede mejorar la tumorigénesis [21].

Toxicidad hepática.

Existe un informe con un solo caso de toxicidad hepática después de beber grandes cantidades de zumo de brócoli durante 4 semanas (800 ml/día).

Las transaminasas, la aspartato aminotransferasa y la c-glutamiltrans-peptidasa se elevaron pero volvieron a la normalidad en 15 días.

Esto también fue causado por el consumo de la planta madura. Se desconoce la contribución del sulforafano.

Comprar sulforafano

Alimentos con sulforafano.

La cantidad de sulforafano puede variar ampliamente en los vegetales.

El brócoli no es el único vegetal crucífero que tiene sulforafano pero produce las cantidades más altas, con un contenido en glucorafanina de alrededor del 75% del total de glucosinolatos.

Además, los brotes de brócoli de 3 días contienen niveles de glucorafanina de 10 a 100 veces más altos que el brócoli maduro [2223].

No confunda las coles de brócoli con las coles de Bruselas (aunque las coles de Bruselas también contienen sulforafano) [ 24 ].

Las verduras con alto contenido en sulforafano incluyen [2425]:

  • Brotes de brócoli.
  • Coles de Bruselas.
  • Repollo.
  • Coliflor.
Los vegetales crucíferos son las mejores fuentes dietéticas de sulforafano, y de ellos, los brotes de brócoli son los mejores.
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Compártelo con tus amigos!!