👀 Para qué sirve el aceite de castor.

Aceite de castor

El uso de aceite de castor se remonta a los antiguos egipcios, que lo utilizaron como ungüento. Hoy en día, este aceite es popular como producto para el cuidado del cabello, ya que mejora el crecimiento y la apariencia del cabello.

Aquí te vamos a contar todos los beneficios para la salud que aporta el aceite de castor demostrado por estudios científicos.

El aceite de castor es un aceite vegetal de color amarillo pálido derivado de la planta de ricino (Ricinus communis).

Fue utilizado por los antiguos egipcios como ungüento para las heridas, y por los griegos y romanos como un laxante. En el sur de la India, el aceite de castor y el aceite de coco se utilizan en baños de aceite para nutrir la piel y promover el crecimiento del cabello.

Lo que quizás no sepas es que el proceso de cultivo y fabricación de este aceite es un reto. Las semillas de ricino contienen una sustancia llamada ricina, que es extremadamente tóxica [1].

La extracción del aceite generalmente implica un método de prensado en frío que conserva los compuestos en el interior.

En los últimos años, este aceite se ha vuelto popular para el cuidado del cabello. Se dice que mejora la textura del cabello y el crecimiento. Lo más importante es que es muy seguro cuando se usa en la piel o el cabello, aunque algunas personas pueden ser alérgicas a la misma [2].

La mayoría de las personas piensan que el aceite de castor solo se usa para mejorar el volumen y el grosor del cabello, además de para combatir la piel grasa.

Sin embargo, este aceite ha sido ingerido durante mucho tiempo como laxante. Incluso se utiliza en los países en desarrollo para inducir el parto en el embarazo.

Composición del aceite de castor.

El aceite de castor contiene un compuesto único llamado ácido ricinoleico, que constituye el 90% del aceite. El ácido ricinoleico es un ácido graso insaturado que es responsable de muchos de los efectos para la salud del aceite de castor [3].

También se encuentran pequeñas cantidades de otros ácidos grasos en el interior, incluidos el ácido linoleico y el ácido oleico. El contenido de aceite está influenciado por los factores ambientales y los tipos de plantas utilizados para fabricarlo [4].

Curiosamente, la estructura química del aceite de castor le da algunas propiedades favorables. Este aceite es muy estable y tiene una larga vida útil [5].

Por el lado negativo debemos decir que es muy espeso y difícil de lavar si se usa solo. Por esta razón, a menudo se combina con otros aceites más ligeros, como el aceite de coco, o incluso con aceite de oliva, que es un poco más espeso y rico en antioxidantes.

También se puede combinar con aloe vera o con aceites esenciales antiinflamatorios y aromáticos, como los de anís estrellado u orégano [6].

Su compuesto venenoso, la ricina, se encuentra dentro de las semillas de la planta de ricino. Sin embargo, el proceso de extracción del aceite elimina toda la ricina del aceite de castor [7].

Muchos factores pueden desencadenar la caída del cabello. Sin embargo, los altos niveles de una enzima llamada prostaglandina D2 sintasa son uno de los culpables, especialmente en los hombres.

Los altos niveles de una sustancia inflamatoria que produce esta enzima, la prostaglandina D2, están relacionados con la inhibición del crecimiento del cabello y la calvicie.

De hecho, los ratones con altos niveles de PGD2 desarrollan calvicie y piel grasa. Además, los niveles ligeramente más altos también están relacionados con un crecimiento más lento del cabello [8].

Los científicos consideran que el bloqueo de la PGD2 puede contener la «cura» para la pérdida del cabello y la calvicie.

Bloquearlo también puede acelerar la regeneración de la piel, mientras que los niveles altos de PGD2 bloquean los mecanismos de reparación de la piel. Esto sería igualmente importante para la salud del cuero cabelludo [9].

El ácido ricinoleico es el componente más activo de este aceite y, curiosamente, puede dirigirse precisamente a las prostaglandinas.

Aunque los estudios no han confirmado su efecto directo sobre la pérdida del cabello, el ácido ricinoleico bloqueó la enzima que produce PGD2. Además, el aceite de castor tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, microbianas y elimina levaduras, todo lo cual puede mejorar la salud del cabello y la piel [10].

Cuidado del cabello e hidratante.

Debido a sus propiedades hidratantes, el aceite de castor es popular como acondicionador natural del cabello. También se dice que promueve el crecimiento del cabello, mejora la textura y reduce la caspa. Sin embargo, existe muy poca investigación para apoyar estas afirmaciones.

Como se mencionó anteriormente, una de las principales maneras por las que funciona este aceite es bloqueando la PGD2, cuyos altos niveles se han relacionado con la pérdida de cabello y la piel grasa. Y a diferencia de otros aceites, el ácido ricinoleico del aceite de castor tiene un bajo potencial de reacciones adversas en la piel [11].

Un análisis de imagen observó el efecto de varios productos cosméticos en muestras de cabello. Al igual que otros aceites cosméticos, se encontró que el aceite de castor incrementaba el brillo del cabello [12].

Cicatrizante.

Algunos compuestos del aceite de castor pueden promover la cicatrización de heridas y fortalecer las fibras de colágeno. Estos compuestos se usan generalmente en ungüentos mezclados con otros ingredientes [13].

Varios estudios han analizado el uso del aceite de castor en las úlceras por presión, heridas en la piel causadas por la presión prolongada o la fricción. Demostraron que los ungüentos que incluyen aceite de castor pueden acortar el tiempo de curación [14].

Un estudio con 36 personas usó un ungüento que contenía aceite de castor y bálsamo de Perú. Este ungüento curó las heridas de un injerto de piel en un plazo de 11 días sin complicaciones reportadas [15].

Los estudios también demostraron el efecto del aceite de castor en el melasma, una afección de la piel que hace que aparezcan manchas oscuras en la cara. Una crema exfoliante para la piel que contenía aceite de castor y fenol redujo con éxito la decoloración de la piel en 30 pacientes [16].

Combate la inflamación de la piel.

El aceite de castor presenta efectos antiinflamatorios y antioxidantes.

El ácido ricinoleico reduce la inflamación en ratones y cobayas cuando se administra por vía oral, lo que también puede explicar sus efectos beneficiosos sobre la inflamación de la piel.

Los flavonoides del aceite probablemente presentan propiedades antioxidantes que eliminan los radicales libres [17].

Antibacteriano.

El aceite de castor tiene el potencial de ser utilizado como un limpiador antiséptico para la piel en disolución.

En un estudio, el aceite de castor eliminó numerosas bacterias, incluidas aquellas que comúnmente causan infecciones en la piel. También fue activo contra Candida y un tipo de hongo que causa enfermedades alérgicas [18].

Además, la levadura que causa la caspa y el eczema se puede alimentar de muchos aceites comunes pero la mayoría no pueden absorber el aceite de castor. Como resultado, es posible que el aceite de castor detenga el crecimiento de estos hongos que causan enfermedades de la piel pero hasta ahora los datos son limitados [19].

En otro estudio, una solución de aceite de castor e hipoclorito de sodio fue un antiséptico eficaz. La solución es capaz de combatir múltiples especies bacterianas y puede ser útil para limpiar dentaduras.

Es importante tener en cuenta que el hipoclorito de sodio es un antiséptico conocido, por lo que la contribución del aceite de castor en este estudio no está clara [20].

Cómo usar el aceite de castor.

Te contamos cómo usar el aceite de ricino o castor en diferentes situaciones:

Cómo usar el aceite de castor para el cabello.

El aceite de castor es muy espeso y puede ser difícil de lavar. Si vas a aplicarlo solo, usa sólo una pequeña cantidad en el cuero cabelludo. Asegúrate de no saturar tu cuero cabelludo o cabello con el aceite para evitar que se formen pelusas o no poder lavarlo. No uses agua muy caliente para lavar el aceite, usa agua tibia [21].

Incluso si estás usando aceite de castor en parches para la calvicie, es importante hacerlo de manera moderada.

En lugar de usar sólo aceite de castor, una solución mejor es combinar una pequeña cantidad con aceites menos viscosos como [22]:

  • Aceite de coco.
  • Aceite de oliva.
  • Aceite de sésamo.
  • Aceite de aguacate.
  • Aceite de almendras.

También puedes combinarlo con aloe vera, que es rico en vitaminas y antioxidantes.

Otra gran opción es mezclarlo con algunos aceites esenciales, ya sea para mejorar la salud del cabello o para lograr un efecto relajante. Los siguientes aceites pueden ser beneficiosos [23]:

  • Aceite de árbol de té.
  • Aceite de orégano.
  • Aceite de lavanda.
  • Aceites cítricos.
  • Aceite de menta.

Cómo usar el aceite de castor para las cejas.

Debido a que bloquea la enzima que detiene el crecimiento del cabello, es posible que el aceite de castor también mejore el crecimiento de las cejas y las pestañas.

Sin embargo, el área alrededor de los ojos es extremadamente sensible, por lo que te advertimos que tengas cuidado al usar aceite de castor en la cara para evitar cualquier posible irritación.

Si ya has usado aceite de castor o has probado su reacción en un área pequeña de la piel, puedes intentar usar un par de gotas en las cejas. Para las pestañas, es más seguro evitarlas por completo [24].

Aceite de castor

Efectos secundarios del aceite de castor.

El aceite de castor puede causar una reacción alérgica en la piel llamada dermatitis de contacto. No se considera un irritante significativo para la piel pero puede causar irritación en individuos susceptibles [25].

Un estudio examinó los efectos de la laca para el cabello que contenía aceite de castor. Durante un período de dos años, se reportaron 12 casos de dermatitis [26].

Un estudio con 202 pacientes con labios inflamados demostró que el ácido ricinoleico era el alérgeno más común en el lápiz labial. Los investigadores también demostraron que el ácido ricinoleico puede causar erupciones [27].

Se sabe que el aceite de castor causa contracciones e induce el parto en mujeres embarazadas. Por esta razón, la FDA recomienda que no se tome aceite de castor durante el embarazo. Solo debe utilizarse bajo la supervisión de profesionales médicos [34].

De hecho, el aceite de castor se ha usado durante mucho tiempo para inducir el parto en mujeres embarazadas. En los últimos años, su popularidad ha disminuido debido a las preocupaciones sobre su seguridad y eficacia [35].

Algunos científicos piensan que este aceite debería investigarse más para ayudar a las mujeres a iniciar el parto. Es una opción herbal barata utilizada para este propósito principalmente en países en desarrollo [36].

Uso oral del aceite de castor.

Aparte de su uso en el cuidado del cabello y la piel, el aceite de castor puede ser ingerido, principalmente por sus efectos laxantes. Los estudios sobre su potencial para reducir la inflamación y combatir el cáncer es muy limitada.

Además, su uso oral está vinculado a algunos efectos secundarios que cubrimos con más detalle a continuación.

Alivio del estreñimiento.

El aceite de castor es muy popular como laxante, ya que los informes de su uso se remontan al antiguo Egipto [28].

Un estudio evaluó el aceite de castor en 35 pacientes ancianos que sufrían de estreñimiento crónico. Fue eficaz para disminuir la tensión y la sensación de movimiento intestinal incompleto [29].

Antes de algunos procedimientos, como una colonoscopia, se requieren laxantes para vaciar el colon. Los estudios demuestran que el aceite de castor es tan efectivo como otros medicamentos para este propósito.

Sin embargo, en uno de estos estudios, aproximadamente el 28% de las personas experimentaron efectos secundarios mientras tomaban aceite de castor [30].

Síntomas de artritis.

Un ensayo clínico con 100 personas descubrió que el aceite de castor puede ser eficaz en personas que sufren de artritis en la rodilla.

Según este estudio, las cápsulas de aceite de castor fueron tan efectivas como el diclofenaco, un AINE de uso común, para aliviar los síntomas. No se indicaron efectos secundarios con el uso de aceite de castor [31].

Cáncer.

El aceite de castor bloquea el crecimiento de tumores en ratones con cáncer. Un estudio demostró que las células tumorales son sensibles a una lectina tóxica, que se deriva del aceite de castor.

Los estudios clínicos no han examinado estos efectos y es imposible decir si el aceite de castor tiene algún efecto en la lucha contra el cáncer en las personas [32].

Dosis de aceite de castor recomendadas.

Según los expertos se pueden utilizar hasta 0,7 mg/kg de aceite de castor por vía oral al día de forma segura.

No hay datos suficientes para determinar la dosis óptima de aceite de castor para condiciones específicas [33].

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Compártelo con tus amigos!!