🤧 N-Acetilcisteina para la mucosidad y…¿como antioxidante?

acetilcisteina

La N-Acetilcisteina es esencial para las defensas antioxidantes del organismo. Sigue leyendo y descubre cómo funciona, qué dosis funciona y cuáles son efectos secundarios.

¿Qué es la N-Acetilcisteina?

Nuestro cuerpo usa la N-Acetilcisteina para producir sus propios antioxidantes. Médicamente, se usa para tratar la sobredosis de paracetamol. Es casi 100% efectivo siempre que se administre dentro de las primeras ocho horas tras una sobredosis [12].

Para el resto de usos, la N-Acetilcisteina se trata de un suplemento no aprobado. La evidencia preliminar puede parecer prometedora pero aún no hay estudios concluyentes.

Actividad antioxidante.

La N-Acetilcisteina se transforma en el aminoácido cisteína en el cuerpo.

La cisteína es el aminoácido más importante (junto con la glicina y la glutamina) para la formación de glutatión, el antioxidante más potente del cuerpo.

Dado que los niveles de cisteína pueden determinar cuánto y con qué rapidez se produce el glutatión, la N-Acetilcisteina es esencial para reponer los niveles de este antioxidante. El glutatión elimina los radicales libres de las células y activa las vías de desintoxicación [34].

La cisteína también contiene azufre, que es esencial para que el glutatión funcione. Además de aumentar el glutatión, la N-Acetilcisteina puede combatir directamente los radicales libres [5].

Sus efectos antioxidantes protegen el ADN, las células, los tejidos y los órganos del daño, la inflamación y las sustancias nocivas. Por esta razón, sus beneficios van desde la protección del cerebro hasta la mejora del hígado y el equilibrio del estado de ánimo.

Como es bien conocido, la N-Acetilcisteina también puede descomponer y reducir la mucosidad, lo que puede mejorar los síntomas de las enfermedades pulmonares [6].

Es importante destacar que la N-Acetilcisteina ha sido investigada a fondo. La cantidad de estudios clínicos, animales y celulares que prueban sus beneficios son casi imposibles de enumerar.

Sin embargo, aunque la mayoría de los estudios sobre N-Acetilcisteina han demostrado ciertos beneficios marginales, muchos han mostrado resultados mixtos. Por ello, la FDA aún considera que la evidencia es insuficiente para recomendar N-Acetilcisteina para la mayoría de las afecciones de salud.

Efectos secundarios de la N-Acetilcisteina.

La N-Acetilcisteina parece ser una sustancia segura con pocos efectos secundarios conocidos. Ocasionalmente, los suplementos orales pueden causar problemas digestivos como [789]:

  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Estreñimiento.

La N-Acetilcisteina bloquea una enzima llamada Diamino Oxidasa o DAO (en aproximadamente un 20%). Dado que la Diamino Oxidasa descompone la histamina, es posible que pueda desencadenar una reacción histamínica en algunas personas.

Una baja cantidad de Diamino Oxidasa puede causar sensibilidades alimentarias, reacciones cutáneas, enrojecimiento, asma, problemas gastrointestinales y otros síntomas [101112].

Ya que la cisteína contiene azufre, la N-Acetilcisteina huele mal (el azufre huele a huevos podridos), lo que hace que la forma en polvo sea poco atractiva para la mayoría de las personas.

Las personas con daño hepático severo no pueden producir glutatión a partir de la cisteína y pueden necesitar tomar glutation directamente [13].

Dado que la N-Acetilcisteina puede afectar a las plaquetas y reducir la coagulación, consulta con tu médico si [14]:

  • Sufres un trastorno hemorrágico.
  • Te someterás a cirugía pronto.
  • Tomas medicamentos anticoagulantes.

En ratas, altas dosis de N-Acetilcisteina (12 mg/kg/día) deterioraron los vasos sanguíneos del cerebro. Los ensayos clínicos no han confirmado este efecto [1516].

Los niños y las mujeres embarazadas deben evitar la N-Acetilcisteina a menos que lo indique su médico.

Evite el N-Acetilcisteina si tiene un trastorno hemorrágico, toma anticoagulantes o anticipa una cirugía. Las mujeres embarazadas deben consultar a su médico antes de tomar N-Acetilcisteina.

Dosis de N-Acetilcisteina recomendadas.

Ten en cuenta que hablamos de aproximaciones, ya que no está probado que sirva para todos estos casos.

Las dosis más comunes fueron de 1.800-2.400 mg de N-Acetilcisteina, generalmente divididas en 2-3 dosis a lo largo del día.

Algunos estudios para combatir la adicción y los problemas de salud mental utilizaron dosis cercanas a 3.000 mg/día.

Para el bienestar general o la salud intestinal, 600 mg al día es la dosis típica.

Aún no se ha determinado una dosis máxima segura para la N-Acetilcisteina.

Los ensayos clínicos utilizaron de forma segura 800-2.400 mg de N-Acetilcisteina diariamente, divididas en 2-3 dosis. La dosis típica para afecciones agudas más leves es de 600 mg al día. Sin embargo, no existe una dosis segura aprobada de N-Acetilcisteina.
acetilcisteina

¿Se encuentra en los alimentos?

La respuesta rápida sería no.

Pero aunque la N-Acetilcisteina no se encuentre en los alimentos se puede obtener cisteína, el aminoácido que libera la N-Acetilcisteina, a partir de varios alimentos.

Como aminoácido, la cisteína se encuentra en alimentos ricos en proteínas. El otro aminoácido que contiene azufre es la metionina, que también ayuda a producir glutatión [17].

Las fuentes alimenticias de cisteína (que también proporcionan metionina) incluyen:

  • Carnes rojas y aves de corral (relación cisteína/metionina similar).
  • Huevos (más altos en cisteína).
  • Pescado (mayor en metionina).
  • Lácteos (mayor en metionina).
  • Cereales y alimentos ricos en almidón (más altos en cisteína que en metionina).
  • Soja (menor en ambos aminoácidos que las proteínas animales).

Además, nuestro cuerpo puede producir cisteína a partir de otros compuestos que contengan azufre y que se encuentran en ciertos alimentos como [17]:

  • Ajo.
  • Cebollas.
  • Brócoli y otras verduras crucíferas.

Nuestro cuerpo usa azufre para la sulfatación, una vía de desintoxicación crucial, y para producir otros compuestos importantes como S-adenosilmetionina o SAM.

Esto significa que reducir la ingesta de analgésicos de venta libre que contienen paracetamol puede disminuir la tensión en el hígado, reducir los requerimientos de azufre de la dieta y permitir que nuestro cuerpo haga un mejor uso de los compuestos azufrados.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Compártelo con tus amigos!!