🧠 Para qué sirve la citicolina, conocida por la Somazina.

Para que sirve la citicolina

¿Estás buscando un refuerzo natural para tu cerebro? La citicolina mejorará tu cognición y claridad mental, protegerá tu cerebro contra daños y prevendrá trastornos mentales.

Sigue leyendo y conocerás los perjuicios y beneficios de la citicolina.

¿Qué es la Citicolina?

La citicolina es imprescindible para la producción de fosfolípidos como la fosfatidilcolina. Estas moléculas forman membranas celulares y recubrimientos nerviosos protectores en el cuerpo [1].

La citicolina es una molécula más compleja que la colina normal pero es idéntica a la citicolina que nuestro cerebro produce naturalmente. Para evitar confusiones, los científicos decidieron llamarla «citicolina» cuando se administra como terapia y como «CDP-colina» cuando se produce en el cuerpo [2].

Tu cuerpo sabe cómo «reciclar» la citicolina. Una vez que toma citicolina como suplemento, libera dos compuestos: citidina y colina. Una vez que pasan la barrera hematoencefálica , las neuronas del cerebro las utilizan para producir citicolina nuevamente [3].

La colina y la citidina ofrecen algunos beneficios por su cuenta. La colina aumenta la acetilcolina y otros neurotransmisores que mantienen el sistema nervioso funcionando sin problemas y de manera eficiente [45].

Es más, el cuerpo transforma la citicolina en una serie de compuestos beneficiosos. Por esta razón, la citicolina tiene beneficios más poderosos y un mejor perfil de efectos secundarios que la colina normal.

Cómo funciona la citicolina.

La citicolina aumenta la producción de neurotransmisores y bloques de construcción celulares. Además de la acetilcolina, también aumenta la norepinefrina y la dopamina en el cerebro [6].

Puede mejorar el flujo sanguíneo cerebral y estimular las mitocondrias para producir más energía.

Los niveles suficientes de CDP-colina conservan la fosfatidilcolina y la esfingomielina, que forman una lámina nerviosa protectora llamada mielina. La citicolina también inhibe la enzima inflamatoria fosfolipasa A2 y aumenta el antioxidante glutatión [78].

La citicolina funciona al equilibrar los neurotransmisores y proteger el sistema nervioso del daño oxidativo y relacionado con la edad [910] .

Nuestro cuerpo produce citicolina a partir de la citidina y la colina. La mejor manera de aumentar los niveles de citicolina a través de los alimentos es consumir suficientes fuentes de alimentos que proporcionen ambos nutrientes.

Los alimentos ricos en colina incluyen [1112]:

  • Órganos (hígado).
  • Huevos.
  • Pollo.
  • Pescado.
  • Cereales integrales.
  • Alubias.

La citidina, al ser un nucleósido de ARN, está más concentrada en la carne (especialmente en los órganos). También se encuentra en el calostro [1314].

Los medicamentos con citicolina (Somazina) son una fuente importante de colina adicional, junto con la colina pura, alfa-GPC y fosfatidilcolina (lecitina).

Aunque tanto la CDP-colina como la Alpha-GPC proporcionan colina y comparten muchos beneficios para la salud, en el cuerpo se descomponen y se usan de manera diferente.

La CDP-colina libera colina, citidina y otros metabolitos. También se pueden transformar en fosfatidilcolina, que el cerebro utiliza para producir acetilcolina o para construir membranas celulares. La Alpha-GPC suministra colina más directamente para la producción de acetilcolina [15].

A su vez, la CDP-colina tiene una gama más amplia de beneficios para la salud pero la Alfa-GPC puede presentar una ventaja en el aumento del rendimiento físico y mental  [1617].

Beneficios de la citicolina.

Aumenta la cognición.

Muchas personas usan la citicolina para agudizar la mente, mejorar la memoria y prevenir el deterioro cognitivo. Veamos lo que dice la ciencia sobre estos efectos nootrópicos.

En dos ensayos clínicos con 135 adultos sanos, la 250-500 mg de citicolina mejoró la concentración y la claridad mental [1819].

Una bebida con cafeína y 250 mg de CDP-colina mejoró la cognición y redujo los tiempos de reacción en 60 voluntarios [20].

En 24 adultos sanos, dosis de 500-1000 mg de citicolina mejoraron ciertos marcadores cognitivos (velocidad de procesamiento, memoria de trabajo y verbal, función ejecutiva) pero solo en personas con bajo rendimiento cognitivo.

Es más, se ha comprobado que incluso deteriora ligeramente la cognición en personas con alto rendimiento. Podría deberse a que las personas con habilidades cognitivas excepcionales ya tengan suficiente CDP-colina y agregar más tendría un efecto contrario [21].

El consumo crónico de marihuana perjudica la cognición. En un estudio con 19 fumadores crónicos de marihuana, 2000 mg de citicolina al día durante 8 semanas redujo las reacciones impulsivas, mejoró la cognición y alteró los patrones de actividad cerebral.

Todos los participantes incluidos querían dejar de fumar y los investigadores consideraron que los efectos de la citicolina podrían ayudarlos a orientarse en esa dirección [2223].

Disminución cognitiva relacionada con la edad.

La cognición tiende a disminuir con el envejecimiento debido a la reducción del flujo sanguíneo cerebral y otras causas.

Una revisión de 14 ensayos clínicos concluyó que la CDP-colina podría mejorar la memoria y el comportamiento en personas con deterioro cognitivo leve a moderado, incluidas aquellas con mala circulación cerebral.

Según los datos de más de 2.800 pacientes mayores, los problemas de memoria desaparecen en un 21% y mejoran en un 45% de los casos al recibir citicolina [24].

Este estudio careció de un control placebo, por lo que deberíamos tomar los resultados con precaución.

1000 mg de citicolina durante 9 meses tuvo efectos beneficiosos en 350 pacientes mayores con deterioro cognitivo leve ya que [25]:

  • Fortalece las membranas nerviosas.
  • Aumenta los niveles de noradrenalina y dopamina.
  • Evita el daño oxidativo.

En estudios con 120 pacientes con pérdida de memoria, la CDP-colina aumentó la memoria y la velocidad de reacción. 2000 mg de citicolina produjo mejores resultados [2627].

La citicolina revirtió el deterioro cognitivo en otro estudio con 237 pacientes mayores pero este carecía de control con placebo [28].

Protege el cerebro.

El estrés oxidativo, la respuesta autoinmune y las toxinas ambientales pueden infligir un daño cerebral grave. La citicolina protege el cerebro y la médula espinal contra estos factores estresantes al preservar la vaina de mielina de las células y potenciar los neurotransmisores vitales.

Enfermedad de Alzheimer.

En 3 ensayos clínicos, 1000 mg de citicolina durante 1-3 meses alivió los síntomas de la enfermedad de Alzheimer al [293031]:

  • Mejorar el rendimiento mental.
  • Estimular el flujo sanguíneo del cerebro.
  • Reducir los niveles de moléculas inflamatorias (histamina e IL1B).

Los pacientes con una predisposición genética para sufrir enfermedad de Alzheimer (portadores de APOE-e4) experimentaron mayores beneficios. A pesar de ser un ensayo pequeño (30 personas), este es un hallazgo extremadamente importante.

Los portadores de APOE-e4 responden de manera diferente (a menudo peor) a diversas intervenciones [32].

La citicolina aumentó los efectos del tratamiento farmacológico para la enfermedad de Alzheimer, lo que retrasó la progresión en 2 ensayos observacionales (más de 600 pacientes).

El ensayo utilizó inhibidores de la acetilcolinesterasa, que previenen la descomposición de la acetilcolina [3334].

Muchas sustancias nootrópicas naturales tienen un mecanismo de acción similar, y la citicolina podría sinergizarse con ellas.

En ratas con enfermedad de Alzheimer, la citicolina protegió los nervios contra las mutaciones de proteínas y redujo el flujo sanguíneo. Como resultado, las ratas sufrieron menos deterioro cognitivo y su memoria mejoró [35].

Enfermedad de Parkinson.

La destrucción de las neuronas provoca una reducción de la producción de dopamina dando lugar a la enfermedad de Parkinson que causa rigidez muscular, temblores y otros síntomas.

En ratas con enfermedad de Parkinson, la citicolina alivió la rigidez muscular al elevar los niveles de dopamina en el cerebro. También aumentó los efectos del tratamiento estándar [3637].

Efectos secundarios de los fármacos antipsicóticos.

El tratamiento antipsicótico a largo plazo puede causar un trastorno del movimiento que se parece a la enfermedad de Parkinson (disquinesia tardía).

Los antipsicóticos pueden bloquear la dopamina, desequilibrar otros neurotransmisores y causar deficiencia de colina. Esto explica por qué la citicolina podría ayudar [38].

La CDP-colina mejoró este trastorno en un estudio de los años 80 con 10 pacientes que tomaron 500-1200 mg de citicolina diarios durante 1 mes. Sin embargo, no tuvo efecto en 5 pacientes con el mismo trastorno [3940].

No podemos sacar conclusiones fiables de los informes de casos anteriores.

Esclerosis múltiple.

La destrucción inflamatoria de la lámina nerviosa externa, la mielina, puede desencadenar en esclerosis múltiple con graves trastornos físicos y cognitivos.

En animales con esclerosis múltiple, la citicolina mejoró la recuperación de la mielina y la coordinación del movimiento [4142].

Ayuda con trastornos mentales y drogadicción.

Depresión.

La adición de citicolina al citalopram, un fármaco antidepresivo, mejoró los síntomas de la depresión y la recuperación en un estudio con 50 pacientes [43].

En ratas, la CDP-colina elevó los niveles de noradrenalina, dopamina y serotonina en los centros cerebrales de la memoria, las emociones y el movimiento.

Los niveles óptimos de estos neurotransmisores pueden mantener a raya la depresión y otros trastornos mentales [4445].

Adicción a la cocaína y metanfetamina.

La citicolina alivió la depresión en 60 adictos a la metanfetamina con dosis de 2000 mg al día durante 3 meses. En otro estudio con 31 adictos a la metanfetamina, la citicolina protegió el cerebro y redujo el consumo de drogas [4647].

En más de 130 adictos a la cocaína con trastorno bipolar, 500-2000 mg de citicolina durante 3 meses redujo el consumo de drogas pero no afectó el estado de ánimo [4849].

Sin embargo, la citicolina no produjo efectos en otro ensayo con 20 consumidores de cocaína [50].

Esquizofrenia.

La citicolina incrementó los efectos del tratamiento estándar en 66 pacientes con esquizofrenia.

Mejoraron los llamados síntomas “negativos”, como emociones embotadas, mala comunicación y problemas sociales y cognitivos. Estos son especialmente difíciles de tratar con medicamentos convencionales [51].

En 24 adultos sanos, la CDP-colina mejoró la cognición al estimular ciertos receptores de acetilcolina que a menudo son poco activos en la esquizofrenia.

Ayuda en la recuperación del movimiento.

Cortar el suministro de sangre a una región específica del cerebro puede matar las neuronas e infligir un daño cerebral masivo.

La citicolina puede prevenir un accidente cerebrovascular o mejorar la recuperación al fortalecer las membranas nerviosas y bloquear la producción de radicales libres [5253].

Según un metaanálisis de 4 ensayos clínicos (más de 1.300 pacientes), 2000 mg de citicolina en las primeras 24 h después de un accidente cerebrovascular aumenta la posibilidad de recuperación completa en un 38%.

Los datos de más de 4000 supervivientes de accidentes cerebrovasculares revelan que la citicolina mejora los resultados y ayuda en la recuperación.

Las dosis más altas (2000 – 4000 mg) fueron más efectivas. La falta de control con placebo en este estudio no permite conclusiones definitivas [54].

Sin embargo, 2 estudios con más de 3000 pacientes no encontraron beneficios significativos de la CDP-colina en el accidente cerebrovascular agudo [5556].

Los medicamentos que disuelven los coágulos de sangre siguen siendo la primera opción para el accidente cerebrovascular agudo. Dos revisiones exhaustivas concluyeron que la citicolina podría proporcionar beneficios adicionales o ayudar a los pacientes que no pueden recibir el tratamiento de primera elección [5758].

La citicolina también puede revertir el daño cerebral causado por la falta crónica de suministro de sangre o mala circulación.

En más de 2800 pacientes mayores con este problema, la citicolina mejoró los mareos, la fatiga, el insomnio y los problemas de sueño.

Este fue otro análisis de datos sin un control con placebo.

Mejora la vista.

Al igual que protege los nervios del cerebro y la médula espinal, la citicolina tiene los mismos efectos beneficiosos sobre el nervio óptico. Puede revertir el daño de las neuronas en la retina y mejorar trastornos oculares como:

  • Neuropatía óptica.
  • Glaucoma.
  • Retinopatía diabética.
  • Ojo vago.
  • Miopía.

Glaucoma.

El aumento de la presión ocular y otros factores pueden dañar el nervio óptico y causar glaucoma, lo que a veces puede provocar ceguera total [59].

En 2 ensayos clínicos con 80 pacientes con glaucoma, el tratamiento a largo plazo con citicolina reparó el daño nervioso, mejoró la vista y retrasó la progresión de la enfermedad [6061].

Las gotas oculares con citicolina mostraron los mismos resultados en otros 2 ensayos clínicos (68 pacientes) [6263].

Ambliopía.

La ambliopía u “ojo vago” ocurre cuando el ojo y el cerebro no se comunican bien. Produciéndose visión borrosa en un ojo [64].

La citicolina mejoró el tratamiento estándar para el ojo vago (parches en el ojo) en 3 ensayos clínicos con 190 niños [656667].

Las inyecciones con CDP-colina (1.000 mg diarios) curaron el nervio óptico y mejoraron la visión en 10 adultos con ambliopía. Este estudio tenía una pequeña muestra y carecía de control con placebo, lo que hace que los resultados sean cuestionables [68].

Neuropatía óptica.

La neuropatía óptica es otra forma de daño al nervio óptico que puede dificultar la vista. En 26 pacientes con neuropatía óptica, 1600 mg de citicolina durante 2 meses agudizó la visión al reparar el daño nervioso [69].

Miopía.

La miopía es la principal causa de pérdida de visión en el mundo. Si los objetos distantes parecen borrosos, es probable que se trate de una miopía [70].

En cobayas, la citicolina revirtió la miopía aumentando los niveles de dopamina en la retina [71].

Retinopatía diabética.

La glucosa alta y el estrés oxidativo en la diabetes pueden dañar los nervios de la retina y los vasos sanguíneos causando pérdida de visión [72].

En ratones con dicha condición, la citicolina redujo dos vías inflamatorias: NF-κB y TNF-a. Como resultado, evitó la muerte de los nervios retinianos y mejoró la vista [73].

Una combinación de citicolina y homotaurina protegió la retina contra niveles tóxicos de glutamato y azúcar en tubos de ensayo [74].

Puede disminuir el apetito.

Las dosis más altas de CDP-colina (2000 mg/día) redujeron los antojos de alimentos ricos en calorías y disminuyeron el apetito en 16 voluntarios sanos [75].

Necesitamos más investigación sobre este tema antes de confirmar que la citicolina es segura y efectiva para controlar el apetito y el peso.

Para que sirve la citicolina

Efectos secundarios de la citicolina.

Muchos ensayos clínicos con citicolina han confirmado su excelente seguridad. En casos raros, puede causar leves problemas digestivos y nerviosos.

En un estudio con ratas, la citicolina no causó efectos secundarios significativos incluso en dosis mucho más altas de lo habitual (2000 mg/kg). El uso a largo plazo de dosis altas elevó los niveles de creatinina y la mineralización renal, probablemente debido a su contenido en fósforo [76].

En otro estudio en ratas, la citicolina aumentó los niveles de ACTH en la sangre, lo que estimula la producción de la hormona del estrés, el cortisol.

Sin embargo, los investigadores inyectaron citicolina directamente en el fluido cerebral, y no está claro si el consumo oral tendría este efecto [77].

Los niños, las mujeres embarazadas y las mujeres en periodo de lactancia deben evitar la citicolina hasta que sepamos más sobre su seguridad en estos grupos sensibles.

Si has sufrido una reacción alérgica a algún suplemento que contenga colina (colina, lecitina, alfa-GPC), es posible que debas evitar la citicolina.

Dosis de citicolina recomendadas.

Las siguientes dosis de citicolina produjeron efectos beneficiosos en ensayos clínicos:

  • Estimulación de la cognición y la memoria: 250 – 1000 mg/día.
  • Disminución cognitiva relacionada con la edad: 1000 – 2000 mg/día, más de 4 semanas.
  • Enfermedad de Alzheimer: 1000 mg/día, 1 – 3 meses.

Dosis más altas de 2000 – 2500 mg diarios durante 6 semanas o más fueron eficientes para:

  • Depresión.
  • Drogadicción.
  • Esquizofrenia.

La reducción del apetito requirió una dosis de 2000 mg/día durante 6 semanas.

La mayoría de las enfermedades oculares respondieron a 800 – 1600 mg de citicolina y los tratamientos duraron de 2 a 4 meses. Para el glaucoma, 3 gotas oculares diarias durante 4 meses también fueron eficaces.

Opiniones sobre la citicolina.

La mayoría de los usuarios han indicado experiencias positivas con los suplementos de citicolina para el apoyo cognitivo y la fatiga cerebral.

Algunos incluso han logrado aliviar los síntomas de la depresión y la enfermedad de Parkinson.

Los efectos secundarios más reportados incluyen diarrea, dolor de cabeza e insomnio.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Compártelo con tus amigos!!