🙇 Carbón activado: El «antidoto universal» por excelencia.

Para que sirve el carbon activado

Hace varios años, un científico francés ingirió públicamente una dosis letal de estricnina y no sufrió ningún efecto adverso. ¿Quieres saber cómo lo hizo?

A continuación vamos a hablar del carbón activado y de sus posibles beneficios para la salud.

¿Qué es el carbón activado?

El carbón de leña es generalmente madera prácticamente quemada en su totalidad. Todo el agua y los compuestos volátiles se eliminan a través de un calor lento y seco [1].

El carbón activado es un poco diferente: durante su producción está expuesto a varios químicos que ocasionan pequeños poros y burbujas en su superficie. Este proceso aumenta el área de superficie del carbón vegetal, lo que aumenta su capacidad para unirse o adsorber otros productos químicos.

Esta capacidad de reacción y absorción es la razón por la que lo llamamos activado [2]. Puede formar enlaces con metales pesados, gases volátiles y otros venenos [3].

Muchos sistemas de filtración incluyen una capa de carbón activado para adsorber metales pesados ​​y evitar la contaminación con microbios [4].

Muchas personas han usado carbón activado para sobrevivir a envenenamientos desde el apogeo de la antigua civilización egipcia.

El investigador francés del que hablábamos al principio, tomó una dosis letal de estricnina y sobrevivió. ¿Cómo? Tomando una gran dosis de carbón activado al mismo tiempo [5].

Entre los beneficios del carbón activado destacan:

  • Detiene el envenenamiento y las sobredosis.
  • Mejora la función renal y hepática.
  • Mejora la salud digestiva.
  • Puede bajar el colesterol.
  • Puede mejorar la salud oral.
  • Promueve la curación de heridas.
  • Considerado muy seguro.

Entre sus inconvenientes destacan:

  • Puede causar náuseas, vómitos y estreñimiento.
  • Puede unirse e inactivar medicamentos.

Beneficios del carbón activado.

Vamos a ver cuáles son los beneficios para la salud del carbón activado.

Detiene la intoxicación y las sobredosis.

El carbón activado se ha utilizado como antídoto contra varios venenos durante siglos. Los antiguos egipcios pueden haber sido los primeros en usar carbón para este propósito [6].

Se ha utilizado como un antídoto universal durante décadas [7].

El carbón activado tiene una habilidad única: se une a muchos medicamentos, drogas y toxinas en el intestino. Esta unión evita que se incorporen al torrente sanguíneo, donde podrían tener efectos dañinos [8].

Por ello, el carbón activado se considera un antídoto muy útil para una gran variedad de venenos y un remedio eficaz en casos de sobredosis con ciertos medicamentos [9].

Sobredosis y envenenamiento.

En la medicina moderna, el carbón activado se ha utilizado para ayudar a las personas que sufren de sobredosis y envenenamiento. Las sustancias que pueden eliminarse con carbón activado incluyen [10]:

  • Alcoholes (etanol, metanol y etilenglicol).
  • Sedantes como fenobarbital y benzodiacepinas.
  • Medicamentos como digoxina y teofilina.
  • Paracetamol.
  • Valproato, utilizado para la epilepsia y el trastorno bipolar.

Ciertos medicamentos permanecen en el cuerpo durante mucho tiempo. El hígado los procesa y excreta en el intestino con bilis; luego puede ser reabsorbido de nuevo en la sangre.

Las personas que han tomado una sobredosis de ciertos medicamentos pueden recibir múltiples dosis de carbón activado para capturar el medicamento a medida que pasa desde el hígado hasta el intestino [11].

El carbón activado es más efectivo cuanto antes se tome tras una sobredosis [12].

Aunque el carbón activado es un compuesto desintoxicante importante, no es apropiado para todos los venenos, todas las sobredosis o todos los pacientes.

No intentes autoadministrarte carbón activado en casos de envenenamiento o sobredosis a menos que así te lo indique un profesional.

Si sospechas que has sufrido una sobredosis, llama a urgencias inmediatamente y sigue sus instrucciones [13].

Si sospechas que tu comida o agua está contaminada con ciertos compuestos, el carbón activado puede evitar que tu cuerpo los absorba. Es capaz de unirse a muchos contaminantes comunes del agua, como la aflatoxina B1, una toxina fúngica producida por Aspergillus [14].

El carbón activado puede ser beneficioso en algunos casos pero ten en cuenta que hace su trabajo en el sistema digestivo, por lo que solo puede «desintoxicar» el sistema digestivo.

Una vez que los venenos y las toxinas han pasado a la sangre, el carbón activado no es tan útil. Por eso es tan importante que los profesionales de la salud administren carbón activado dentro de la primera hora tras del envenenamiento [15].

Además, el carbón activado también se une a las vitaminas en el intestino. Su uso a largo plazo puede evitar que el cuerpo obtenga todos los nutrientes que necesita [16].

Mejora la función renal y hepática.

Los riñones y el hígado son nuestros órganos desintoxicantes: filtran los medicamentos, las toxinas y los desechos de nuestra sangre, además de eliminarlos de nuestros cuerpos [17].

Insuficiencia renal.

Al unirse a las toxinas en el sistema digestivo, el carbón activado evita que entren en el torrente sanguíneo, lo que disminuye la cantidad de trabajo que realizan los riñones.

En combinación con una dieta baja en proteínas, el carbón activado mejoró los síntomas y redujo la necesidad de diálisis en personas mayores con insuficiencia renal [18].

Colestasis.

La colestasis es una afección en la que la bilis no puede salir del hígado. Como resultado, la bilis se acumula en el hígado y causa picazón severa, ictericia y eventual daño al hígado y al sistema inmunológico [19].

La colestasis es relativamente común durante el embarazo, y el carbón activado puede ayudar. En un estudio, la mayoría de las mujeres embarazadas que recibieron carbón activado mostraron una disminución significativa de la acumulación de ácidos biliares, aunque los síntomas de picazón no mejoraron [20].

Se requiere más investigación para determinar si el carbón activado es realmente efectivo contra la colestasis.

Favorece la salud digestiva.

El carbón activado puede reducir la hinchazón ya sea disminuyendo la cantidad de gases producidos por la flora intestinal o adsorbiendo directamente esos gases.

En un estudio con casi cien personas, las que tomaron carbón activado obtuvieron mejores resultados en sus pruebas de aliento con hidrógeno y reportaron menos síntomas de calambres abdominales y distensión abdominal [21].

La investigación en cuidados paliativos sugiere que el carbón activado puede prevenir la diarrea y mejorar la calidad de vida en personas mayores. Los expertos aún no han investigado esta afirmación en un estudio clínico [22].

Reduce el colesterol.

Algunas investigaciones sugieren que el carbón activado reduce el colesterol malo (LDL) y aumenta el colesterol bueno (HDL).

En la década de 1980, tres pequeños estudios clínicos mostraron una disminución significativa en el LDL tras 3-4 semanas. Sin embargo, los investigadores no han reproducido ni ampliado estos ensayos en los últimos años [23].

Puede blanquear los dientes y mejorar la salud bucal.

Muchos productos con carbón activado indican que son la crema dental perfecta, capaz de blanquear los dientes, proteger el esmalte y eliminar las toxinas de la boca.

Desafortunadamente, la evidencia no está clara. En una revisión de más de cien artículos, los investigadores demostraron que una pasta de dientes con carbón activado no necesariamente limpia mejor que una pasta de dientes convencional[24].

Sin embargo, estos resultados pueden depender del tipo y la calidad del producto de carbón vegetal.

Un estudio probó cepillos de dientes con cerdas hechas de una mezcla de carbón y nailon, muy populares en el sudeste asiático. Las cerdas de carbón permitieron un menor crecimiento bacteriano que las cerdas estándar, lo que respalda las afirmaciones de que el carbón es antimicrobiano [25].

Si estos resultados se pueden repetir, los cepillos de dientes con cerdas de carbón pueden ayudar a prevenir la gingivitis.

Pero eso no es todo.

Un estudio reciente comparó el carbón activado con otros remedios caseros para blanquear y con una pasta dental que ha sido probada para blanquear. El carbón activado blanqueó significativamente los dientes; sin embargo, este estudio no investigó ninguno de los efectos de los remedios caseros sobre la superficie del diente ni cuánto tiempo duró la mejora del color [26].

Mejora la cicatrización de heridas.

El carbón activado, con o sin plata, se puede usar en forma de apósito en casos de heridas crónicas como úlceras por presión.

En un estudio, las úlceras tratadas con carbón activado se curaron mejor que las que se trataron con otros apósitos. Los investigadores sugieren que el carbón activado puede eliminar líquidos y toxinas bacterianas de la herida, lo que favorece la curación [27].

En personas con ampollas extensas y pérdida de piel, el carbón activado y el bicarbonato de sodio también pueden disminuir significativamente el olor [28].

Para que sirve el carbon activado

Efectos secundarios del carbón activado.

La respiración accidental de carbón activado puede ser peligroso. Existe un caso en el que un hombre de mediana edad respiró carbón activado y terminó muriendo. Sin embargo, esta situación es rara y los beneficios del carbón activado superan con creces los riesgos de su uso en sobredosis y envenenamiento [29].

Otros riesgos potenciales asociados con el carbón activado incluyen la abrasión corneal: es decir, daños en la superficie del ojo [30].

Si prepara mascarillas o pasta de dientes con polvo de carbón activado en casa, asegúrate de mantenerlo alejado de los ojos para evitar este riesgo.

Para evitar complicaciones, las personas con sistemas respiratorios o digestivos dañados no deben tomar carbón activado [31].

Las personas con porfiria (un trastorno genético raro) pueden experimentar un empeoramiento de la enfermedad de la piel después de tomar carbón activado y, por lo tanto, deben evitar tomarlo a menos que sea necesario [32].

Las personas que toman carbón activado por vía oral ocasionalmente experimentan estreñimiento, desequilibrio electrolítico, náuseas o vómitos.

La neumonía apareció como una complicación rara en personas tratadas por una sobredosis.

Para prevenir el estreñimiento, suele tomarse el carbón activado en una solución de sorbitol. El sorbitol es un laxante y ayuda a que el carbón pase a través del intestino pero puede disminuir la eficacia general del carbón [33].

El carbón activado se usa en niños y mujeres embarazadas de la misma manera que en el resto de la población aunque se recomienda que los niños reciban dosis más pequeñas.

Las mujeres embarazadas con colestasis a veces reciben carbón activado para ayudar a eliminar los ácidos biliares del hígado, aunque este beneficio no se ha confirmado [34].

El edulcorante bajo en calorías conocido como xilitol es un veneno que amenaza la vida de los perros. Algunos estudios y pruebas anecdóticas han sugerido que el carbón activado es útil en perros que han comido xilitol. El carbón activado también se puede usar para tratar la intoxicación en gatos [35].

Interacciones del carbón activado con medicamentos.

El carbón activado impide que muchos medicamentos funcionen correctamente porque los adsorbe en el intestino y evita que sean absorbidos por el torrente sanguíneo.

Si la sobredosis de un medicamento puede tratarse con carbón activado, ese medicamento no funcionará en presencia de carbón activado. Estos incluyen analgésicos comunes y antidepresivos como la sertralina [36].

Tu médico puede sugerirte que tomes carbón activado al menos 2 horas antes o 1 hora después de tomar cualquier medicamento o suplemento para evitar interacciones.

Dosis de carbón activado recomendadas.

Los suplementos a base de carbón activado generalmente recomiendan tomar entre 1 y 3 gramos de carbón activado al día.

En personas de edad avanzada, se utilizan dosis más bajas, entre 250 – 750 mg al día para aliviar el estreñimiento [37].

Sin embargo, los estudios sobre el carbón vegetal como ayuda digestiva para personas con flujo biliar deficiente o colesterol alto generalmente utilizaron dosis de 24 a 40 g al día [38].

La dosis estándar de carbón vegetal administrada después de un envenenamiento o una sobredosis de medicamentos es de 50 a 100 g [39].

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Compártelo con tus amigos!!